El jardín en vacaciones

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

El jardín en vacaciones

Si te vas a tomar unos días de descanso y no tienes quién cuide tu jardín o tu terraza, antes de partir de vacaciones deberás desarrollar una serie de labores, sobre todo si tu ausencia va a ser prolongada. Aquí te contamos qué puedes hacer para que lo encuentres todo bien a tu regreso.

Si el riego funciona, el jardín está a salvo

Si la provisión de agua está asegurada, el factor más limitante para las plantas del jardín en esta época del año, ya se tiene mucho conseguido.

• Instala pilas nuevas en el programador del riego. Si se alimenta con corriente eléctrica y en tu zona suelen producirse tormentas veraniegas, asegúrate de que la pila que llevan está en perfectas condiciones, con carga suficiente para mantener el sistema en funcionamiento hasta que vuelva el suministro.

Lo fundamental es asegurar una buena provisión de agua. Los sistemas de riego automáticos, ya sean por goteo o aspersión, son de gran ayuda.
• Programa la hora de riego a primeras horas de la mañana o a últimas de la tarde.

 

• El riego por goteo debe aportar agua a todas las plantas, en especial a las que se han plantado recientemente. Revisa las abrazaderas de los empalmes para que no se suelten si aumenta de presión del agua por un menor consumo.

• Revisa aspersores y difusores: deben emerger correctamente y solapar las zonas de riego unos con otros para que no queden áreas sin regar.

 

• Escarda las malas hierbas. Son muy resistentes y si las dejas que maduren y produzcan semillas se dispersarán por todo el jardín y será difícil o más complicado erradicarlas. Además, compiten por el agua y los nutrientes.

• Cava alcorques al pie de árboles y arbustos para que retengan el agua, especialmente en torno a las plantas que has plantado recientemente.

• Poda las ramas rotas de los árboles, arbustos y trepadoras para que el aire y las tormentas veraniegas no los desgarren y sufran todavía más daños.

• Si tienes plantas en contenedor, sitúalas en las inmediaciones de la zona que se riega por goteo e incorpórales unos microtubos con goteros que se conecten a la tubería que lleva el agua.

• Entutora las plantas de porte erguido para que no se tumben con el peso de las flores.

• Las plantas susceptibles al ataque de los caracoles, como las bulbosas en general, deben protegerse echando un producto antilimacos en la base del tallo.

• Siega el césped justo antes de salir de vacaciones, pero no cortes más de un tercio de altura (ya sabes: cuando el calor es intenso es mejor que la hierba esté un poco más alta); pásale el rodillo de púas o escarificador para airearlo, y dale un buen riego. Así preparado, puede pasar varias semanas sin segarse.

 

La terraza, mucho más sensible

Cara a las vacaciones, las plantas cultivadas en terrazas y balcones necesitan más atención que las que crecen en el suelo del jardín, ya que la capacidad de retención de agua de los contenedores es mucho más limitada. Hay labores comunes (ver más abajo) y otras propias de estos espacios, en las que influyen notablemente dos factores: el tiempo que permanecerán sin atención y la zona donde viven.

• Si cuentas con un grifo en la terraza puedes instalar un sistema automático de riego por goteo provisto de programador, que riegue tanto las plantas de las jardineras como las de los tiestos. Te contamos cómo hacerlo.

• Si no cuentas o no quieres instalar  riego automático en la terraza o el balcón, en tu centro de jardinería hallarás sistemas basados en depósitos de agua provistos de programador, que actúan de forma similar a los que se acoplan al grifo. Del depósito sale una tubería que lleva el agua a los diferentes tiestos (pide que te ayuden a calcular la capacidad). Otro recurso son las botellas con dispensadores, que se clavan en el sustrato. 

• Los polímeros que se colocan sobre el sustrato pueden ayudarte a resolver el problema principal: la falta de agua. También puedes mezclar geles hidroabsorbentes con la tierra, o usar saquitos o conos de gel, que duran un mes y regulan la aportación de agua.

• Coloca una pantalla que impida que el sol más fuerte afecte a las plantas, o deja echado un toldo, siempre que no corra peligro de volarse si hace viento.

• Sitúa las plantas en maceta en un lugar sombreado (siempre que no te complique mucho moverlas) y no expuesto al viento, que deseca mucho.

• Protege los muebles. Recoge y pon a cubierto la sombrilla y los muebles de la terraza. En tu centro de jardinería encontrarás fundas especiales para preservarlos.

 

Labores comunes al jardín y la terraza

• Poda un poco las plantas para que al tener menos hojas pierdan menos agua por evaporación.

• Si tienes rosales, dales una buena poda.

• Corta todas las flores marchitas o mustias y las hojas secas o amarillentas, que quitan energía innecesariamente a las plantas.

• Limpia la superficie de la tierra de restos vegetales y remuévela para que el agua penetre mejor.

• Acolcha con corteza de pino para impedir pérdidas de humedad y la aparición de malas hierbas.

• No abones las plantas en julio y agosto. Déjalo para septiembre, así cogerán fuerza para los meses de frío.

• Trata las plantas enfermas o con plagas. Si observas hojas arrugadas, con agujeros, polvillo blanquecino, hormigas, pulgones, telillas de araña... no dejes los tratamientos fitosanitarios para cuando vuelvas: las plantas afectadas estarán muy perjudicadas y, además, las plagas y enfermedades se habrán propagado al resto.


Información relacionada:

• Cómo instalar riego por goteo en la terraza, paso a paso, Verde es Vida nº58, página 56 (ver). 

• El riego en vacaciones, Verde es Vida nº52, página 39.

• Recuperar las plantas de interior tras el verano (ver).

Antes de partir de vacaciones, revisa aspersores y difusores: deben emerger correctamente y solapar las zonas de riego unos con otros para que no queden áreas sin regar. Ilustraciones: Marina Lemos

El eficaz riego por goteo

El eficaz riego por goteo

Las plantas de la terraza son más susceptibles de sufrir la falta de agua, ya que cuentan con mayor escasez de tierra. El riego automático por goteo provisto de programador te permitirá asegurarles el agua tanto a las plantas de las jardineras como a las de los tiestos. Instalarlo es sencillo.

Cartelitos indicadores

Cartelitos indicadores

Si alguien se va a ocupar de tus plantas de interior cuando estés fuera, tómate el tiempo de poner cartelitos indicando las necesidades de agua de cada una (los colores son de gran ayuda), no vaya a ser que a tu vuelta encuentres algunas secas y otras ahogadas. No todas las plantas de interior tienen las mismas necesidades.

Reportaje completo

nº 58 >>
página 54

verdeesvida nº 58