Margaritas, las reinas del jardín

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Margaritas, las reinas del jardín

La flor de la duda amorosa, la popular margarita, da nombre a una extensísima gama de especies de la gran familia de las Compuestas o Asteráceas, que se caracterizan por su forma de disco solar. Florecen, en general de forma muy abundante e infatigable, desde la primavera hasta el verano, según la especie, aunque la región climática influye mucho. Son fáciles de cultivar e insuperables a la hora de llenar de color el jardín o las macetas de la terraza o el patio.

LEUCANTHEMUM

Es el género de la margarita más típica, la de grandes flores blancas con el botón central dorado. La floración se inicia en mayo y se mantiene durante todo el verano. Una de las especies más habituales es Leucanthemum vulgare, muy silvestre y de mucho vigor, ideal para jardinería de bajo requerimientos.

Muchas de estas margaritas comienzan a florecer en primavera y no cesan hasta bien entrado el otoño. En general soportan la sequía, pero no el frío intenso.
Otra es Leucanthemum x superbum, de porte compacto y flores muy grandes, blancas o amarillas. Los Leucanthemum se pueden utilizar en macizos, setos bajos, macetas y jardineras; las matas alcanzan entre 60 y 90 centímetros de altura.

• Funcionan muy bien a pleno sol, o en semisombra, en terrenos bien drenados y ricos en materia orgánica, mejor si son calizos.

• Plantados en el jardín y una vez bien instalados, toleran sin dificultades los periodos de sequía. Han de regarse solo esporádicamente, dejando que la tierra se seque entremedias.

• Necesitan pasar un periodo de frío para formar los botones florales.

• Si se cultivan en maceta o jardinera se aconseja regarlos solo cuando el sustrato se haya secado y fertilizarlos cada 15 días durante el periodo de crecimiento y floración.

• Las flores marchitas deben eliminarse para estimular la refloración.

• Se multiplican fácilmente por semillas o división de mata.

 

ARCTOTIS X HYBRIDA

La margarita africana es una vivaz de crecimiento compacto, ideal para borduras, macizos, macetas y jardineras. Sus grandes flores amarillas, rojas, anaranjadas o rosadas aparecen en abril y persisten hasta la llegada de los primeros fríos.

• Prefiere los suelos arenosos, bien drenados, y una exposición soleada. Tolera hasta -8 grados.

• Necesita riegos esporádicos y soporta bien la sequía.

• Responde muy bien a los abonados mensuales, sobre todo cuando se cultiva en maceta.

• Se aconseja eliminar las flores marchitas y podarla después de la floración para mantener la planta compacta y favorecer la refloración.

• Las flores se cierran por la noche y se abren solo parcialmente los días nublados.

 

ASTERISCUS MARITIMUS

Óptima para zonas costeras y de veranos extremos y secos, esta vivaz semirrastrera de porte compacto ofrece flores de un vivo color amarillo. No exige mantenimiento.

• Vive en cualquier tipo de suelo, incluso rocoso, siempre que drene bien.

• Le gusta el sol.

 

SANVITALIA SPECIOSA

Planta muy compacta, de abundantes margaritas pequeñas de color amarillo y hojas de un intenso color verde. Se utiliza mayoritariamente combinada con otras plantas. Su floración es generosa y dura desde la primavera hasta finales del otoño. La variedad más cotizada se llama ‘Superbini’.

 

FELICIA AMELLOIDES O AGATHEA CAELESTIS

La felicia es otra margarita originaria de Suráfrica. Sus preciosas flores azules con el centro amarillo surgen de forma continua de abril a octubre si el emplazamiento es resguardado. Es semiarbustiva y puede alcanzar los 60 centímetros de altura, por lo que resulta adecuada para rocallas y borduras. También se adapta muy bien al cultivo en maceta.

• Requiere pleno sol. No tolera el frío continuo ni las heladas, por lo que en las zonas alejadas del mar será necesario llevarla a cubierto.

• Precisa un suelo normal, pero con buen drenaje. Se debe dejar secar el sustrato entre riegos; su principal enemigo es el exceso de agua.

• Una poda en abril y, ocasionalmente en septiembre, permitirá mantener las matas compactas. En los climas más fríos se trata como anual.

• Su mantenimiento es sencillo: se debe abonar de vez en cuando y eliminar las flores marchitas. Es perennifolia.

 

MÁS MARGARITAS

Entre las margaritas más populares destacan también por su larga floración, que comienza a finales del invierno, estas tres:

• Gazania: La Gazania x hybrida ‘Grandiflora’ y la Gazania rigens se adaptan muy bien a las temperaturas altas y la escasez de agua.

Argyranthemum frutescens: Es la margarita tradicional, que florece principalmente en primavera, a excepción de un híbrido más vigoroso y de flor más grande que lo hace todo el año. Entre sus variedades destacan ‘Vanilla Butterfly’, blanco crema, y ‘Yellow Empire’, amarillo.

• Osteospermum: El híbrido ‘Symphony’ no requiere pasar frío para inducir la floración, por lo tanto florece todo el año. Sus exuberantes flores lucen tonos amarillos (‘Symphony Orange’ y ‘Symphony Mango’). Ver más en Anticipo de primavera.

 

* Estas páginas han sido realizadas con la colaboración de Corma y Grup Roig.

 


Información relacionada:

• Anticipo de primavera, Verde es Vida nº63, página 34 (ver en la web)

Trucos para que la floración dure más, Verde es Vida nº58, página 52 (ver en la web)

Ficha Margarita cimarrona (Erigeron karvinskianus, Erigeron mucronatus), Verde es Vida nº66, pág. 37 (ver en la web)

Las flores en forma de disco caracterizan a las margaritas, un clásico que se multiplica en una infinidad de especies. Muchas son aptas para la xerojardinería. En la foto, las flores anaranjadas del Arctotis x hybrida. Copyright: Corma

BRACHYSCOME MULTIFIDA

BRACHYSCOME MULTIFIDA

Esta vivaz australiana es ideal para utilizar en parterres y como cubresuelos por su porte tupido y bajo. Las flores son pequeñas pero muy profusas, de un color generalmente malva. Es de larga y abundante floración.
• Necesita sol y un suelo rico y ligero. Se usa en xerojardinería.
• No exige cuidados especiales.
Foto: Corma

BRACTEANTHA BRACTEATA

BRACTEANTHA BRACTEATA

Es llamada vulgarmente siempreviva, inmortal o flor de papel por sus capítulos con aspecto de flor seca. Esta anual florece largamente, con gran énfasis en verano. La paleta de colores es muy amplia (en la foto, ‘Sundaze Flame’).
• Necesita pleno sol. Tolera el calor del verano (es de origen australiano), pero no el frío.
• El suelo ha de ser rico, ligero y con buen drenaje.
• Al tener mucha masa de hojas requiere riego abundante.
• Se planta en primavera y crece rápidamente.
• Las flores se pueden utilizar como flor cortada dentro de casa durante mucho tiempo.
• El pinzamiento favorece el desarrollo compacto de las matas.
Foto: Proven Winners (Grup Roig)

EURYOPS

EURYOPS

Este género de pequeños arbustos de follaje perenne verde o agrisado da flores amarillas todo el año. Las especies Euryops pectinatus y Euryops chrysantemoides (foto) son las más extendidas. Son originarias de Suráfrica y demandan pocos cuidados. Se utilizan en xerojardinería.

• Euryops pectinatus: De porte compacto, crece naturalmente en suelos arenosos, donde alcanza hasta 1,5 metros de altura. Sus flores aparecen en invierno y se mantienen casi todo el año en las zonas mediterráneas. Tiene escasa necesidad de agua. En climas más fríos ha de plantarse en macetones en abril y llevarse a cubierto en noviembre, ya que solo tolera heladas moderadas (-5 grados) y de corta duración. Se puede utilizar en macizos, aislado o en setos bajos a pleno sol.

• Euryops chrysantemoides: Es muy similar en comportamiento y necesidades al anterior pero luce follaje verde. Puede alcanzar los dos metros de altura en las zonas cálidas. Su periodo de floración máxima va de marzo a septiembre, pero suele estar casi todo el año en flor. Es una planta vigorosa que tolera muy bien los terrenos pobres y la falta de agua.
Foto: María Losseau

Reportaje completo

nº 64 >>
página 32

verdeesvida nº 64