Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

A lo largo del año

Hoja perenne

Temperatura alta

Un lugar luminoso, fuera del sol

Suelo rico y suelto

Riego escaso

Una estrella en ascenso

La zamioculca es uno de los últimos descubrimientos entre las plantas de interior. Resulta una especie muy agradecida por su facilidad de mantenimiento y, al mismo tiempo, sumamente ornamental. En las nuevas propuestas de decoración de interiores comienza a compartir protagonismo con otras especies más delicadas o más recurrentes. En maceteros dispuestos en filas, o como planta solitaria en un rincón, resulta muy atractiva y elegante por su porte arborescente.

Reportaje completo

nº 50 >>
página 36

verdeesvida nº 50

PLANTAS DE INTERIOR

Zamioculcas zamiifolia

Zamia, Zamioculca

Descripción

Esta planta suculenta siempreverde es originaria de Tanzania y Zanzíbar, exige pocos cuidados, es muy resistente y crece lentamente. Pertenece a la familia de las aráceas, como los anturios y espatifilos.

 

Hojas y tallos

La belleza de la zamioculca radica en su follaje perenne, de hojas muy decorativas, brillantes y gruesas. Se alinean simétricamente a lo largo de tallos largos y carnosos, que retoñan desde la base y pueden alcanzar el metro de altura.

 

Flores

A lo largo de todo el año produce unas inflorescencias parecidas a las espatas de los anturios, de un color amarillo parduzco.

 

Cultivo

Debe situarse en un lugar muy luminoso, pero fuera del alcance de los rayos directos del sol, aunque es capaz de adaptarse a todas las condiciones de luz. No soporta las temperaturas bajas. Para crecer saludable necesita un sustrato rico, pero bien drenado, compuesto de humus, tierra de jardín y arena a partes iguales.

 

Cuidados

La zamioculca no precisa grandes cuidados, pero agradece la humedad ambiental y las pulverizaciones frecuentes con agua, especialmente en ambientes calefaccionados o secos. Debe regarse con tino: solamente cuando se advierte que la superficie del sustrato está seca, y mejor si es con agua no calcárea. En invierno bastará con pulverizarla. Resiste bien las plagas.

 

De interés

En otoño, la zamioculca se puede reproducir a partir de hojas enterradas en un sustrato de arena y humus al 50%. La parte aérea se seca, pero en la tierra surge muy lentamente una raíz de la que brotará un tallo la siguiente primavera.

 

Foto: Oficina Holandesa de Flores