Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Frutos esféricos morados

Flor: solo al aire libre

Hoja perenne

Temperatura media

Sombra ligera

Suelo rico y poroso

Riego moderado

SABOR A REPOLLO

En su zona de origen, al sur de Sydney, en la costa este australiana, la Livistona australis recibe el nombre de cabbage palm, es decir palmera repollo, por el sabor del ápice del tallo. Los aborígenes australianos solían alimentarse de ella, aunque este tipo de cosecha acababa con la planta, ya que el extremo es su único punto de crecimiento. También solían usar las palmas para techar las viviendas y tejer cestas, y las resistentes fibras de la corteza, para hilar sedales de pesca y redes. Las palmeras jugaban, además, un importante papel en los relatos mitológicos del Tiempo del Sueño de los nativos de Nueva Gales del Sur.

Reportaje completo

nº 65 >>
página 44

verdeesvida nº 65

PLANTAS DE INTERIOR

Livistona australis

Livistona, Palmera abanico

Descripción

La livistona o palmera abanico (Livistona australis o Corypha australis) es una arecácea australiana de fino estípite y palmas en forma de paipai que componen una densa corona. Las hojas pueden superar el metro de anchura en los ejemplares cultivados al aire libre (ver imagen). Es de lento crecimiento y soporta fríos de hasta -7 grados cuando es adulta (USDA 9-10). Vive perfectamente en un tiesto tanto dentro de casa como en el exterior. En los últimos años, esta palmera ha ganado presencia como planta de interior.

 

Hojas y flores

Las hojas son de color verde brillante, coriáceas, redondeadas. Están formadas por segmentos unidos formando un plisado en gran parte de la superficie y abiertos en la parte superior en forma de flecos que penden cuando las hojas son grandes. Surgen en el extremo de largos pecíolos que presentan espinas en las plantas jóvenes. El estípite está recubierto por los restos secos de viejas vainas foliares. Es una especie monoica; las inflorescencias son largos panículos colgantes formados por numerosas florecillas. Produce racimos de pequeños frutos esféricos morados. Solo florecen las livistonas que se cultivan en el exterior.

 

Cultivo

Si se cultiva en el interior necesitará un lugar muy luminoso, riego moderado y abono especial para palmeras desde la primavera al otoño. Si se cultiva al aire libre exigirá un suelo ligeramente arenoso aunque rico, un lugar al sol o en semisombra y riego abundante; si el ejemplar es joven será necesario protegerlo de las heladas. Alcanza entre 12 y 30 metros de altura, pero crece muy lentamente. Soporta el aire marino y tolera períodos de sequía.

 

Cuidados

El cultivo dentro de casa o en un invernadero la expone al ataque de la cochinilla algodonosa, la araña roja y los áfidos, que se controlan pulverizando con agua jabonosa o el fitosanitario adecuado. Aunque proviene de zonas pantanosas, el exceso de agua la perjudica cuando se cultiva en maceta.

 

De interés

La livistona resulta perfecta como ejemplar aislado tanto en un salón como en una terraza o un jardín. En los parques luce también en grupos y alineaciones. 

 

Foto: Oficina Holandesa de Flores