Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Pequeñas cápsulas

Flor: verano

Hoja perenne o semiperenne

Temperatura baja, media y alta

Semisombra

Suelo humífero, ligero y bien drenado

Riego regular

DESDE LAS MONTAÑAS ROCOSAS

La especie tipo de la Heuchera micrantha es originaria del sotobosque de las Montañas Rocosas, desde la Columbia Británica hasta California, lo cual revela su capacidad de adaptación a distintas condiciones climáticas y a todo tipo de suelos, siempre que cuenten con buen drenaje y sean ricos en materia orgánica. El nombre genérico recuerda al botánico alemán Johann Einrich von Heucher (1677-1747); el específico proviene de los términos griegos micros y anthos, que juntos significan pequeña flor. Existe también una Heuchera sanguinea, de hojas verdes y flores rojas, que en México llaman coralito y en Francia, muguet rojo. Aunque pequeñas, las flores de las heucheras resultan muy atractivas para las abejas y mariposas.

Reportaje completo

nº 68 >>
página 41

verdeesvida nº 68

PLANTAS DE FLOR

Heuchera micrantha

Heuchera

Descripción

El mayor interés de esta vivaz rizomatosa que es la heuchera radica en el bello cromatismo y forma de sus hojas, que recuerdan a la Begonia rex, aunque más pequeñas, ideales para dar color todo el año en el jardín. El follaje es perenne o semiperenne según el clima; surge en roseta formando matas redondeadas de 20 a 45 centímetros de altura. Las heucheras toleran bastante bien los fríos intensos (-29º, USDA 5-10) y temporadas cortas de sequía. De esta planta, que genera verdaderas pasiones, se han obtenido cultivares adaptados a diversas condiciones de cultivo.

 

Hojas

Las hojas son palmeadas, aunque con un despliegue de bordes que va de los lisos a los muy recortados o encrespados. Exhiben todos los tonos del rojo, desde los borravino al coral, los rosados y anaranjados, pero también bronces, platas y verdes, desde el más oscuro al limón, la mayor parte de las veces en combinaciones variegadas o exhibiendo bellas texturas. En la foto, las sedosas hojas del cultivar ‘Plum pudding’ (pastel de ciruelas).

 

Flores

En verano, las heucheras emiten largas y finas varas en las que surgen minúsculas campanitas blancas.

 

Cultivo

Prefieren un lugar en semisombra, donde reciban sol al menos unas cuantas horas al día. En las regiones con veranos demasiado calurosos es mejor ubicarlas en un sitio protegido de los rayos más fuertes, aunque no demasiado oscuro para que no pierdan el color. El suelo ha de ser humífero, ligero y con buen drenaje. Agradecerán un aporte de abono rico en nitrógeno en cada estación.

 

Cuidados

Las heucheras no exigen muchos cuidados. No se debe dejar que el sustrato se seque del todo, pero el exceso de agua las aniquila. Lo ideal es plantarlas en otoño o primavera, respetando un marco de plantación de 45 centímetros. Se multiplican por división de mata entre septiembre y mayo. Las flores marchitas deben eliminarse.

 

Usos

Se suelen cultivar en el suelo, pero viven bien en maceta, ya sea en solitario, en pequeños grupos de distintas variedades, o mezcladas con plantas de similares exigencias.

 

Foto: Tom Potterfield