Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Cápsulas pilosas

Flor: marzo-junio

Hoja perenne

Temperatura media y alta

Pleno sol o semisombra

Cualquier sustrato seco y bien drenado

Riego moderado

UNA PLANTA PROTECTORA

Según Wikipedia, en Oriente Medio se lleva una rama de Euphorbia characias a la casa donde acaba de nacer un niño para purificarla. Se la considera una planta protectora.
La subespecie wulfenii (en la foto) es oriunda del sur de Europa, los Balcanes y Turquía. El nombre genérico Euphorbia es un homenaje al médico griego Euphorbus, que vivió entre los siglos I aC y I y usaba el látex de la suculenta Euphorbia resinifera en sus tratamientos. En 1753, Linneo asignó el nombre a todo el género, dentro del cual figura la Euphorbia pulcherrima, la célebre poinsettia, la planta de flor más popular de la Navidad. Así como el látex de la Euphorbia resinifera tiene propiedades medicinales, el de la Euphorbia characias es irritante para la piel y los ojos, y tóxico si se ingiere.

Reportaje completo

nº 72 >>
página 39

verdeesvida nº 72

PLANTAS DE FLOR

Euphorbia characias

Euforbia mediterránea

Descripción

Esta vigorosa vivaz de follaje perenne verdeazul y curiosa floración en forma de gruesos racimos de brácteas de vibrante tono verde limón, es toda una campeona de la xerojardinería. Se la conoce como euforbia mediterránea por su región de origen, lechetrezna macho o tártaga mayor. Tolera la sequía y hasta -12º (zona 8). Puede vivir con poca agua, es de fácil cultivo y crece lentamente. Las matas suelen alcanzar entre 80 y 150 centímetros de altura. Existen también cultivares compactos (‘Humpty Dumpty’), de solo 60 centímetros, ideales para tiestos.

 

Porte y hojas

Characias significa forma de empalizada, en alusión a las ramas enhiestas de la especie y sus hojas lineares, de 10 a 15 centímetros, de aspecto puntiagudo. Las matas, densas y redondeadas, están formadas por numerosos tallos leñosos en la base y tiernos donde surge el follaje. En el cultivar ‘Glacier Blue’ las hojas exhiben bordes blancos, y en el ‘Tasmanian Tiger’, una intensa variegación de tonalidades crema o blancas. En el ‘Silver Swan’ son de color gris plateado. Durante los meses más fríos el follaje puede adquirir matices burdeos.

 

Flores

Emite desde el final del invierno al final de la primavera sus llamativos racimos de brácteas en forma de pequeñas copas, que encierran un ciato, un tipo de inflorescencia propia de las euforbias, que constituye las verdaderas flores; pueden ser del color de las brácteas o púrpuras. Producen cápsulas de tres semillas. En la subespecie wulfenii las brácteas son de un vibrante amarillo (en la foto), y casi blancas en el culivar ‘Tasmanian Tiger’.

 

Cultivo y cuidados

Prefiere el sol o la sombra parcial. Admite cualquier suelo, incluso calizo, pero ha de ser ligero, seco y con buen drenaje. El riego debe ser moderado; en los veranos secos agradecerá que el sustrato esté un poco húmedo. Las ramas que han florecido deben podarse al ras para que aparezcan nuevos brotes, que darán flor al segundo año (es una planta bienal). No suele padecer plagas o enfermedades reseñables. Conviene manipularla con guantes.

 

Usos

Combina bien con otras especies aptas para los jardines secos, como el romero, las lavandas, las jaras, crasas como los sédums, y algunas gramíneas y vivaces de flor. 

 

Foto: Mille d’Orazio