Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Drupas negras

Flor: verano, otoño e invierno

Hoja perenne

Temperatura media o alta

Sol o semisombra

Suelo fértil, fresco, bien drenado

Riego regular

UNA FLOR PARA AROMATIZAR EL TÉ

En el Lejano Oriente, de donde es originario (desde el Himalaya al sur de la China, Taiwán y el sur de Japón), las flores del Osmanthus fragrans se utilizan para perfumar el té verde o negro, tal como se hace con las de jazmín (Jasminum sambac), pero con el resultado de un aroma menos intenso y más afrutado. Basta añadir una pequeña cantidad de flores secas a un buen té y dejar que la mezcla repose en un recipiente herméticamente cerrado durante un par de semanas. También se emplean para preparar tartas, salsas, mermeladas, licores, dumplings y sopas. Forman parte de la farmacopea china como ingrediente de tisanas medicinales, y en el norte de la India, su poderoso perfume sirve como repelente de insectos

Reportaje completo

nº 77 >>
página 43

verdeesvida nº 77

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Osmanthus fragrans

Olivo fragante

Descripción

Este arbusto o ramificado arbolito emparentado con el olivo y los jazmines (familia de las Oleáceas) no solo exhibe un brillante follaje perenne de color verde oscuro sino que emite en otoño e invierno una fragante floración. Se puede cultivar sin dificultad en España, puesto que una vez establecido soporta las heladas (-17º, zonas 7-11), el calor y cierto grado de sequía. Suele alcanzar entre dos y seis metros de altura y es de lento crecimiento.

 

Copa, tronco y hojas

Las matas del Osmanthus fragrans son compactas, erectas y redondeadas. El tronco y las ramas están recubiertos de una lustrosa corteza gris. Las hojas son grandes, lanceoladas (de seis a 15 centímetros de largo por tres o cinco de ancho) y de consistencia coriácea; en el envés se aprecian las nervaduras, especialmente la central, muy marcada y de un color verde más claro.

 

Flores

Entre junio y octubre, según el clima, produce cimas axilares erectas o colgantes de pequeñas flores tubulares de aspecto ceroso, con una corola de cinco milímetros abierta en cuatro lóbulos. Emanan un embriagador perfume que recuerda al melocotón o al abaricoque maduros, con notas de jazmín. Las flores suelen ser de color crema o vainilla (en la foto), aunque en algunos cultivares son blancas (‘Silver-White’ o latifolius), doradas (‘Butter Yellow’) o anaranjadas (‘Apricot Gold’ o variedad thunbergii). En algunos cultivares, como ‘Nanjing Beauty’, la floración puede durar nueve meses, y en el ‘Four Seasons’, todo el año.

 

Cultivo y cuidados

El otoño es la época ideal para plantarlo. Necesita un lugar al sol o donde reciba sombra por la tarde si la zona es cálida, y a salvo de las heladas y los vientos fuertes que arrasan la floración. Prefiere un sustrato rico, fresco y bien drenado, aunque tolera los áridos, alcalinos y arcillosos. No soporta el aire salino. El riego ha de ser regular en los primeros años, pero luego se puede espaciar. Si el ambiente es seco puede atacarlo la araña roja. Para mantener el porte compacto o conservar la forma debe recortarse, ligeramente eso sí, justo después de la floración.

 

Usos

En el jardín se puede usar aislado, en espaldera y en setos libres. También se puede cultivar en tiestos grandes.