Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Cápsulas negras

Flor: abril-junio

Hoja perenne

Temperatura alta o media

Pleno sol o sombra ligera

Rico, fresco y bien drenado

Riego moderado

EL ÁRBOL DEL TÉ DE NUEVA ZELANDA

Cuentan que fue el legendario capitán James Cook en su segundo viaje a los Mares del Sur quien llamó árbol del té al Leptospermum, después de beber una infusión preparada por los aborígenes. Los maoríes empleaban las hojas de la manuka (el nombre nativo) en medicina natural por sus propiedades antimicrobianas, según se lee en Wikipedia. Esas propiedades se encuentran también en la miel de manuka, que hoy se aplica en medicina. El Leptospermum scoparium fue descrito por los naturalistas Johann Reinhold y Georg Forster, que acompañaban a Cook en esa expedición. El nombre genérico proviene de los vocablos griegos leptos y sperma, que significan semilla fina; el específico latino scoparium alude a una escoba.

Reportaje completo

nº 75 >>
página 40

verdeesvida nº 75

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Leptospermum scoparium

Leptospermum

Descripción

Por su abundante floración de primavera en tonos rojo, magenta, rosado o blanco, el Leptospermum scoparium destaca entre los arbustos nativos de Nueva Zelanda, Tasmania y el sudeste de Australia que pueden vivir sin dificultad en la mayor parte de España. Resiste la sequía y hasta -7º (zonas 9-10). Esta especie ha dado lugar a numerosos cultivares que rivalizan en el color y complejidad de las corolas. Además, son plantas de bajo mantenimiento, en general libres de plagas y hongos.

 

Hojas y porte

Las hojas son simples, coriáceas, mates, muy pequeñas, alargadas y acabadas en punta. Generalmente son verdes, aunque pueden lucir tonos agrisados y burdeos. Son olorosas. Las matas son densas y muy ramificadas, formadas por tallos leñosos erectos y finos. Crecen lentamente y suelen alcanzar entre 1,5 y 2,5 metros de altura y extensión, aunque se han desarrollado híbridos enanos (0,5-1 metro) ideales para cultivar en tiesto, como el ‘Kiwi’ y el ‘Nanum Rubrum’, de flores rojas simples, o el ‘Nicholsii Nanum’, de unos 35 centímetros y flores carmesí. Algunos cultivares, como el ‘Pink Cascade’, son de porte péndulo.

 

Flores y semillas

De abril a junio, la especie produce flores de cinco pétalos simples, y dobles con aspecto de papel crepé en los híbridos. Carecen de pedúnculo y surgen en las axilas de las hojas cubriendo grandes segmentos de los tallos. Entre los cultivares de flores dobles destacan ‘Red Damask’ y ‘Wiri’, magentas; ‘Burgundy Queen’ y ‘Ruby Glow’, rojas; ‘Martini’, rosas; ‘Appleblossom’, suavemente rosadas; ‘Snow Flurry’, blancas.

 

Cultivo y cuidados

Prefiere el sol, o en todo caso una sombra ligera, y los suelos neutros o levemente ácidos, siempre que sean fértiles y bien drenados. Se deben evitar los sustratos pesados y arcillosos, pero es capaz de adaptarse a los sustratos áridos y las condiciones costeras. El riego ha de ser moderado, dejando que el sustrato se seque entremedias; el exceso de agua puede provocar la muerte de las raíces. Por lo demás, es una planta que apenas exige cuidados. Lo ideal es dejarla crecer a su aire. La poda, si fuera necesaria para mantener la densidad y la forma, debe efectuarse después de la floración. Se puede propagar mediante esquejes semileñosos en verano.

 

Foto: Mille d’Orazio