Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Frutos rojos

Flor: febrero-junio

Follaje perenne

Temperatura media o alta

Pleno sol

Suelo fértil, arenoso, bien drenado

Riego escaso

DE LA FAMILIA DEL MIRTO

La flor de cera es una mirtácea, es decir, una pariente de nuestro mirto o arrayán, aunque en su caso nativa de Oceanía, como el Leptospermum scopiarium o árbol del té, al que se parece mucho (tienes la ficha en Verde es Vida nº74 y en verdeesvida.es). No se debe confundir con la Hoya carnosa, a la que también se llama flor de cera, que es una liana de origen tropical (busca la ficha en verdeesvida.es). Como sucede con toda mirtácea, el follaje del Chamelaucium uncinatum es persistente y atesora aceites esenciales muy aromáticos. Otros destacados miembros australianos de la gran familia de las Myrtaceae son las especies de los géneros Eucalyptus y Callistemon, los populares limpiatubos (ficha en verdeesvida.es).

Reportaje completo

nº 76 >>
página 37

verdeesvida nº 76

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Chamelaucium uncinatum

Flor de cera

Descripción

La flor de cera forma parte del grupo de arbustos perennifolios de origen australiano que se pueden cultivar con éxito en climas secos, soleados y cálidos como el del Mediterráneo español. Soporta perfectamente la sequía y es relativamente rústica y fácil de mantener, lo cual la convierte en una planta ideal para la jardinería sostenible. En tu centro de jardinería la encontrarás en forma de matas compactas de unos 40-50 centímetros de altura y diámetro, con abundantes florecillas. En sus hábitats del sudoeste de Australia puede alcanzar los 3-4 metros.

 

Hojas

Las matas están formadas por multitud de tallos leñosos finos, cubiertos de pequeñas hojas opuestas de color verde claro en forma de agujas planas; acaban en una pequeña uña, lo que le ha valido a esta planta el específico uncinatum. Al frotarlas desprenden un agradable aroma cítrico. Los extremos de las ramillas emergen entre la masa de flores. Con el tiempo suelen desarrollar un porte más abierto y las ramas tienden a separarse y colgar.

 

Flores

Desde el final del invierno hasta el verano se llena de flores simples de cinco pétalos de color rosa pálido, textura cerosa y 10 estambres. La especie ha dado lugar a numerosos cultivares, como ‘Purple Pride’, de flores magenta; ‘Purple Gem’, rosadas; ‘Orchid’, blancas con el centro verde, de seis pétalos; ‘Laura Mae’, de varios colores (en la foto), o ‘Lady Stephanie’, blancas con el centro púrpura. Producen pequeños frutos rojos con una única semilla. Se pueden usar como flor cortada.

 

Cultivo y cuidados

Para vivir a gusto, la flor de cera necesita mucho sol y un suelo fértil y arenoso, bien drenado. Una vez establecida tolera períodos de sequía. Sus necesidades de agua son bajas, y se debe regar dejando que el suelo se seque entremedias; el exceso de agua le resulta muy perjudicial, lo mismo que el frío (-7º, zona 9) y la humedad ambiental alta. No obstante, vive bien en la costa mediterránea. Resiste las plagas y enfermedades. Soporta bien las podas.

 

Usos

Es ideal para el cultivo en maceta, donde no crece demasiado. En el suelo del jardín las matas se desarrollan bastante y pueden usarse en solitario, mezcladas con otras de similares exigencias, o en setos.   

Foto: Commons.wikimedia.org