Pon tus balcones a punto de primavera (2ª parte)

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Pon tus balcones a punto de primavera (2ª parte)

Los tiestos cumplen un papel principal en un patio, una terraza o un balcón, no solo porque contienen a las plantas, sino también por su aportación estética. Hoy en día, la combinación de colores, texturas, formas y diseño multiplican la variedad de jardineras y macetas disponibles en los centros de jardinería, tanto en materiales tradicionales como el barro cocido, como en otros más nuevos como la resina de polietileno. 

Los tiestos tienen un gran potencial decorativo y, por tanto, son piezas esenciales en la definición de un ambiente (te recomendamos leer Jugar con las macetas). 

 

El material del que están hechas las macetas influye especialmente en la retención del agua de riego, pero además responde de distintas maneras al calor y el frío.
Con relación al cultivo, el material del que están hechas las macetas influye especialmente en la retención del agua de riego, pero además responde de distintas maneras al calor y el frío. Del mismo modo, los tonos oscuros aborben más el calor, factor a tener en cuenta si van a estar muy expuestos al sol.

 

• El barro cocido. La terracota se caracteriza por una porosidad que permite que las raíces respiren, pero también que el agua se evapore más rápido. Es un material que acusa con lentitud los cambios de temperatura. Los tiestos de barro cocido pueden ser de origen industrial o hechos a mano, y son más pesados y frágiles que los de otros materiales; los tiestos de barro de calidad son más resistentes a los golpes y al hielo, y envejecen con nobleza.

Hoy, los diseños en barro abarcan desde los típicos de la macetería italiana tradicional con relieves de frutos, flores y arabescos, a las líneas puras contemporáneas. Las tonalidades van del rojo, muchas veces con una pátina de atractivo aspecto envejecido, a los blancos, arenas y marrones. Mediante la combinación de terracota y resina se han conseguido materiales muy atractivos y resistentes al hielo en tonos cemento y antracita.

 

• La terracota esmaltada. Este acabado cristalizado resta porosidad al barro cocido, de modo que la superficie se mancha menos. Además, ofrecen una resistencia al hielo y un aislamiento térmico aún mayores.

 

• Madera. Los tiestos hechos de tablas de madera se comportan de forma similar al barro cocido. El tratamiento al autoclave del material y la protección interna con geotextil aseguran su durabilidad.

 

• Plástico. Es el material más ligero, versátil y asequible. Puede imitar la forma y el tono de la terracota, o lucir cualquier color imaginable y toda clase de formas, en acabado brillo o mate. Es impermeable, de forma que debes asegurarte que cuenta con muy buen drenaje. Expuesto al sol se calienta con rapidez; del mismo modo, no abriga a las raíces del frío. Las buenas macetas de plástico resisten las heladas y no se decoloran por efecto de los rayos UV del sol.

 

• Resina. La resina de polietileno de baja densidad lineal rotomoldeada (LLDPE) es un material sintético que permite fabricar tiestos de gran belleza y calidad. A la gran variedad de colores y acabados se suma la posibilidad de retroiluminarlos mediante bombillas de ahorro de energía o tecnología led RGB. Suelen incorporar también reserva de agua. El LLDPE resiste las inclemencias del tiempo y los rayos ultravioletas.

 

• Metal. Acero inoxidable o corten, zinc y metal galvanizado sirven para fabricar contenedores muy atractivos. Son impermeables y dado el material, muy sensibles al calor y el frío.

 

 

EL SUSTRATO, SEGÚN LAS PLANTAS

La calidad del medio de cultivo es crucial para el bienestar de las plantas. En tu centro de jardinería encontrarás sustrato universal apto para la mayoría de ellas, pero también una creciente variedad de tierras especialmente formuladas por especialidades, e incluso más ligeras u optimizadas para aprovechar mejor el agua de riego. Todos se venden listos para usar.

 

Sustrato universal

El llamado sustrato universal puede emplearse para la plantación y trasplante de un amplio rango de plantas ornamentales.

El sustrato universal Quality de Massó Garden es 100% renovable y sostenible y permite reducir la frecuencia de riego. Está compuesto de fibras y corteza de pino debidamente compostada con fertilizante, presenta un alto contenido en materia orgánica e incorpora abono ecológico. Contiene ingredientes que impiden la actividad de los hongos del suelo y aceleran el crecimiento de las raíces.

El J-2, por su parte, es un sustrato universal de larga tradición de Burés, que ha sido recientemente reformulado para obtener una mezcla equilibrada. Es un sustrato a base de turba rubia de la más alta calidad, mejorado con perlita y enriquecido con fertilizantes minerales y orgánicos hasta obtener un medio adecuado para el sano desarrollo de las especies en cultivo. Es ligero y de fácil de manejo.

 

Para plantas de flor

Para cultivar plantas de flor como los geranios en macetas, jardineras y cestas colgantes existen sustratos especiales como Geranium, de Pindstrup. Contiene turba negra y arcilla granulada, que le confieren alta capacidad de retención de agua, y turba rubia de Sphagnum. Incorpora, además, un agente humidificador que facilita la absorción del agua. Es adecuado también para petunias, hibiscos, crisantemos, prímulas y muchas otras plantas de flor.

 

Para cactus y plantas crasas

Las plantas crasas y los cactus necesitan una tierra pobre y porosa. El sustrato Cactus de Semillas Batlle contiene además altas dosis de magnesio, un macronutriente que previene la podredumbre radicular. La mini greda volcánica que incorpora asegura un excelente drenaje, que permite mantener un medio de cultivo aireado. Solo contiene un 15% de materia orgánica sobre materia seca. El pH es levemente alcalino: 7,4.

 

Para plantas acidófilas

Rododendros, azaleas, camelias, hortensias, brezos, entre otras ericáceas, pero también muchos helechos precisan un sustrato con un pH menor de 7 para desarrollarse saludablemente. El sustrato Acidófilas de Floragard contiene turbas de alta calidad, con una gran capacidad de retención de agua. Además está enriquecido con Flora-Vital, que asegura un abastecimiento de nutrientes efectivo y continuo gracias al abono natural de origen orgánico.

 

Para plantas aromáticas y huerto

Para las hierbas aromáticas y las especies hortícolas existen sustratos que potencian el aroma de las hojas y la formación, el color y el sabor de los frutos. El sustrato Plantas Medicinales y Aromáticas de Fertiberia Jardín asegura, además, una correcta formación de las raíces y mejora el nivel de aireación y retención de agua. Incluye abono para proveer a las plantas del alimento que necesitan durante las primeras semanas.

 

Con polímeros hidroabsorbentes

Algunos sustratos universales incorporan polímeros hidroabsorbentes naturales, como Aquaplant, de Flower, que, junto a su fina granulometría, ayudan a optimizar el uso del agua de riego. Así, la tierra puede retener el agua y liberarla en función de las necesidades de las plantas. La mezcla de materiales de alta calidad y el tamaño de las partículas también aseguran una buena aireación y el drenaje necesario para que los cultivos vivan saludablemente.

 

Un sustrato un 50% más ligero

El sustrato universal Compo Sana 50% más ligero es el resultado de la elección y combinación de turbas de alta calidad con un menor contenido de agua. Su estructura esponjosa y ligera asegura una óptima retención de agua, a la vez que permite trabajar el sustrato sin ensuciarse apenas las manos. Es ideal para las personas que no pueden transportar mucho peso. Los sacos se presentan en un formato con asa que facilita un transporte más cómodo.

 

Ver 1ª parte


Más información:

Jugar con las macetas, Verde es Vida nº66, página 6 (ver)

Paso a paso: instalar riego por goteo en la terraza, Verde es Vida nº58, página 56 (ver)

Cubo de tono terracota de la colección Fang, de Vondom, en resina de polietileno rotomoldeado, plantada con Pennisetum setaceum ‘Rubrum’. A la derecha, jardinera Latina, de Deroma Fansa, de terracota industrial, plantada con plantas crasas.

Plástico color terracota

Plástico color terracota

Esta jardinera de inyección de plástico de Perona es ligera, versátil y asequible. Imita la terracota de toda la vida.

Rotunda geometría

Rotunda geometría

En resina de polietileno rotomoldeado, un tiesto trapezoidal de color topo de la línea Rotazionale de Veca. Una apuesta por un minimalismo tan sobrio como contemporáneo. Aquí, con un boj recortado en forma de bola.

¡Viva el color!

¡Viva el color!

Las jardineras de inyección de plástico suman a su ligereza una amplia gama de colores, como el fucsia de esta de Jardifer, plantada con alegría guineana.

La ligereza del blanco

La ligereza del blanco

La ligereza de esta jardinera Kit Venezia de Mercado Rivera no solo obedece a su color blanco. Son de polipropileno inyectado, un material liviano, 100% reciclable y resistente a los rayos UV. Las plantas que contiene son pentas y Hedera helix.

Un contrapunto de gris y color

Un contrapunto de gris y color

El tono gris antracita de esta jardinera Tes, de Plastiken, contrasta con el verde y las flores amarillas de una lantana y el follaje del Cupressus macrocarpa ‘Goldcrest Wilma’. Estos tiestos de plástico están ideados para el uso en exteriores por su robustez, resistencia a los rayos UV y acabado semimate.

¿Cómo quieres regar tu terraza?

¿Cómo quieres regar tu terraza?

El riego es crucial para las plantas que viven en contenedores, ya que al ser limitada la cantidad de sustrato enseguida acusan la falta de agua. ¡No te descuides! Riega fuera del sol directo y sin mojar el follaje (para prevenir la aparición de hongos) y las flores, sobre todo si son de corola densa, para evitar que se estropeen.

• Riego manual con regadera o manguera. La frecuencia dependerá del tipo de plantas, contenedor (los de plástico, resina o metal conservan mejor el agua que los de terracota porque transpiran menos) y, sobre todo, la época del año.

• Tiestos con reserva de agua. Cuentan con un depósito que provee de agua al sustrato por capilaridad; un sensor de humedad permite controlar cuánta tiene y saber cuándo hace falta volver a llenarlo.

• Riego automático por goteo. Es lo más conveniente para un uso más eficiente del agua y, sobre todo, quitarte el trabajo y la obligación de regar, por pequeña que sea la terraza y por pocas plantas que tenga. La red de riego se suele instalar pegada a las paredes de la terraza o a lo largo de la barandilla para disimularla y evitar que la tubería quede en medio del paso; tenlo en cuenta a la hora de distribuir los tiestos. Lee en la web el artículo Instalar riego por goteo en la terraza.
Foto: Plastiken

Reportaje completo

nº 69 >>
página 6

verdeesvida nº 69