Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Florecen desde la primavera

Hoja perenne

Temperatura media y alta

Semisombra

Sustrato para orquídeas

Riego moderado

BELLAS EPÍFITAS Y LITÓFITAS

En su medio natural, las Oncidium crecen sobre otras plantas, normalmente árboles, o resquicios de rocas, que usan como soporte para encontrar la humedad y el alimento que necesitan. Sin embargo también hay especies terrestres y algunas hasta saprófitas (se nutren de restos orgánicos en descomposición).
El nombre procede del griego onkos, que significa tumor; fue el botánico sueco Olof Swartz quien las bautizó así debido a que presentan una pequeña callosidad en la base del labelo (el pétalo más grande y diferenciado, típico de las orquídeas), en forma de pequeña verruga o bulto.

Reportaje completo

nº 54 >>
página 36

verdeesvida nº 54

PLANTAS DE INTERIOR

Oncidium

Oncidium, Bailarinas del aire

Descripción

Oncidium es un género de orquídeas originarias de la América tropical y subtropical, desde Florida hasta Argentina, donde se las llama bailarinas del aire por la gracilidad con que se mueven sus varas de flores en lo alto de los árboles. Abarca unas 800 especies, caracterizadas por pseudobulbos carnosos de los que surgen hojas de 10 a 50 centímetros de largo. Su gran atractivo son sus flores generalmente amarillas con un punteado marrón más o menos extendido.

 

Flores

La mayoría de las especies florecen una vez al año, a partir de la primavera, pero algunos híbridos pueden hacerlo hasta tres veces. Algunas dan una única flor, y otras, varas con decenas de ellas. Las flores pueden durar hasta dos meses. Aunque el amarillo es el color más habitual, hay híbridos que presentan otros tonos.

 

Cultivo

Le gusta recibir bastante luz, aunque nunca los rayos directos del sol; lo mejor es colocarla cerca de una ventana orientada al sur o al este, pero con una cortina que mitigue el exceso de sol. Además, como todas las orquídeas, necesita estar calentita, a una temperatura que no descienda por debajo de los 12-15º. Es muy importante situarla en un lugar ventilado, y que el sustrato (generalmente corteza y arcilla) drene perfectamente. En las regiones cálidas puede permanecer en el exterior apoyada sobre las ramas de un árbol que la sostenga y la cobije del frío y de los rayos solares.

 

Cuidados

Necesita riego abundante en verano, pero hay dejar que el sustrato se seque del todo entre medias; lo mejor es sumergirla en un cubo con agua hasta que se empape bien. No tolera el encharcamiento, de modo que hay que dejar que drene perfectamente. Su necesidad de humedad se resuelve pulverizando las hojas o situándola cerca de un humidificador o en un entorno frondoso. Tras la floración debe llevarse a una habitación fresca (a no más de 15º) y regarla solo lo necesario para evitar que empiecen a arrugarse los pseudobulbos. Ver más consejos sobre el cuidado de las orquídeas en el artículo ¡Larga vida a tus orquídeas!, Verde es Vida nº66, página 46.

 

Foto: NjuTika