Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Flor: primavera-otoño

Hoja perenne

Temperatura alta

Mucha luz, fuera del sol directo

Rico en humus, con buen drenaje

Riegos frecuentes

EN LOS RAMOS DE NOVIA

Las perfumadas flores blancas del jazmín de Madagascar intervienen a menudo en la composición de los ramos de novia, especialmente en los países anglosajones. Precisamente uno de sus nombres comunes en inglés es bridal veil vine, enredadera velo de novia. El nombre botánico es menos romántico: deriva del griego stephanos, que significa corona, y otis, oreja, en alusión, supuestamente, a la forma de la corona de estambres de las flores. Además de Madagascar, el origen del Stephanotis floribunda se sitúa también en Malasia.

Reportaje completo

nº 60 >>
página 40

verdeesvida nº 60

PLANTAS DE INTERIOR

Stephanotis floribunda

Jazmín de Madagascar

Descripción

Arbusto trepador, el Stephanotis o jazmín de Madagascar es en realidad una decorativa liana que emite fragantes flores blancas. En su hábitat natural puede alcanzar entre tres y cinco metros de altura. Se trata de una planta voluble, capaz de enroscarse en torno a un soporte; la encontrarás entre las plantas de interior de tu centro de jardinería con las ramas dispuestas formando un arco. Es de crecimiento medio.

 

Hojas

El follaje es persistente. Las hojas son coriáceas y lustrosas, ovaladas y de color verde oscuro.

 

Flores

Florece sin interrupción desde la primavera al otoño. Las flores son tubulares, de textura cerosa y se abren en cinco pétalos.

 

Cultivo

El jazmín de Madagascar necesita humedad y un lugar al resguardo del sol fuerte: lo ideal es una luminosa semisombra, a 16-18 grados de temperatura (en invierno no debería bajar de 10 y en verano no superar los 30). Se puede cultivar en el exterior si se cumplen esas condiciones y es una zona libre de heladas, por ejemplo Canarias y algunos lugares de Andalucía. Necesita un sustrato que drene bien, rico y fresco. Se planta en primavera u otoño.

 

Cuidados

El riego debe ser frecuente cuando está en flor, pero procurando que no se acumule agua en la base del tiesto. Las pulverizaciones constantes compensarán la sequedad ambiental que produce la calefacción. Si los tallos se han extendido demasiado se pueden podar o pinzar a finales del invierno. Agradecerá un abonado mensual en los meses de actividad. En otoño e invierno necesita reposar para volver a florecer con fuerza: es necesario llevarlo a un sitio fresco, regarlo poco y no fertilizarlo. Una vez que empiecen a aparecer los capullos no conviene moverlo porque podría perderlos.