Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Abundantes semilas

Flor: mayo-julio y otoño

Hoja caduca

Temperatura media o alta

Pleno sol

Cualquiera, suelto, profundo, drenado

Riego moderado

AIRE NATURAL EN BUENA COMPAÑÍA

La nube de florecillas aliladas de la Verbena bonariensis contrasta de maravilla con el dorado de las gramíneas —Stipa tenuissima, Pennisetum macrorum, Calamagrostis x acutiflora ‘Karl Foerster’—, pero también con vivaces altas y gráciles como las Gaura lindheimeri blancas, o de flores amarillas, como las Coreopsis tinctoria, los Helianthus, Helenium e incluso el hinojo (Foeniculum vulgare). Esta verbena figura en la lista de más de 1.200 plantas bonitas y fiables para un jardín natural que aparece en el libro Dream Plants for the Natural Garden del célebre paisajista holandés Piet Oudolf y Henk Gerritsen. Allí aparecen también otras dos verbenas: Verbena hastata, de apenas 20 centímetros de altura, y Verbena macdougallii, ambas de flores en espiga.

Reportaje completo

nº 82 >>
página 40

verdeesvida nº 82

PLANTAS DE FLOR

Verbena bonariensis

Verbena de Buenos Aires

Descripción

La Verbena bonariensis, o verbena de Buenos Aires, ocupa un lugar destacado entre las vivaces de moda por el aire silvestre de sus flores, corimbos de florecillas violeta claro que surgen a lo largo de largos tallos muy ramificados y desnudos de hojas. Mezcla a la perfección con las gramíneas y otras vivaces en los jardines naturalistas. Resiste -12º (zonas 8-11) y soporta el calor y un cierto grado de sequía una vez establecida (código de sequía 2,5 de 6). Vive a gusto en la mayor parte de España y según el rigor del invierno puede comportarse como semiperennifolia o caducifolia (cuando la temperatura baja de -4º), para rebrotar en primavera. También puede ser tratada como planta anual y desecharse tras la floración. Crece con gran rapidez.

 

Porte, estructura, hojas

Las matas, de estructura abierta y aspecto muy ligero, están formadas por finas y rugosas ramillas erectas de sección cuadrangular y largos entrenudos. Levantan unos 60 centímetros de altura, que se elevan a 1,25-1,50 metros durante la floración. Las hojas son de color verde medio, lanceoladas (miden unos 10 centímetros de largo) y con los márgenes dentados. Se concentran en la parte baja de las plantas. Para tiestos es ideal el cultivar ‘Lollipop’, compacto, que alcanza en flor unos 60 centímetros de altura.

 

Flores y semillas

La floración se desarrolla desde mayo a mediados del verano y remonta en otoño. Las inflorescencias son pequeños corimbos compuestos por minúsculas flores tubulares que se abren en cinco lóbulos. Son nectaríferas y resultan un imán para las mariposas y abejas. Producen abundantes semillas que permiten a la planta resembrarse fácilmente.

 

Cultivo y cuidados

Para que florezca generosamente lo ideal es situarla a pleno sol; también vive bien en sombra parcial, aunque en ese caso será más vulnerable al hongo oídio. Le va bien cualquier sustrato, incluso calcáreo o húmedo, siempre que sea ligero, bastante profundo y bien drenado. Necesita riego moderado. Es conveniente que una capa de mulching abrigue sus raíces en invierno. Al final del invierno se debe recortar al ras para que la brotación sea vigorosa.

 

Usos

Resulta perfecta en macizos, ya sea como única especie o mezclada con gramíneas y otras vivaces o, aprovechando su altura, en la parte posterior de los arriates y borduras.

 

Foto: Tony Adler