Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Flor: junio-septiembre

Hoja caduca

Temperatura media

Pleno sol

Suelo fértil, fresco, bien drenado

Riego medio o escaso

LA SALVIA CULINARIA

Dentro de las 900 especies de salvias que existen, la que ha dado nombre a las demás es la Salvia officinalis, que se utiliza en cocina —especialmente la italiana, donde las hojas sirven para aromatizar la pasta mezcladas con mantequilla derretida— y medicina natural, gracias a sus propiedades terapéuticas. Su nombre proviene precisamente del latín salvare, curar. Se trata de una vivaz semi arbustiva originaria del Mediterráneo y el norte de África, de hojas muy fragantes, en general de color verde agrisado, y flores violetas que surgen en primavera y verano. Se cultiva con facilidad en tiestos o el jardín.

Reportaje completo

nº 61 >>
página 39

verdeesvida nº 61

PLANTAS DE FLOR

Salvia farinacea

Salvia farinácea

Descripción

Inflorescencias en forma de espigas de color añil (cultivar ‘Reference’), azul violáceo (‘Victoria y ‘Rhea’, más oscuro todavía), azul y blanco (‘Strata’) o solo blanco (‘Ivoire’, ‘Alba’, ‘Silver’) distinguen a la salvia farinácea, una especie anual que forma matas que alcanzan entre 50 y 60 centímetros de altura. Es originaria de México y Texas, de modo que tolera la sequía; esta cualidad, su capacidad para adaptarse a todo tipo de suelos y su rusticidad la hacen apta para la xerojardinería.

 

Hojas

Las matas son densamente ramificadas; los tallos son de textura harinosa, de ahí el nombre de la especie. Es caducifolia y presenta hojas alargadas, simples y opuestas, de color verde azulado. En algunos cultivares el follaje es más agrisado o incluso blanco plateado (‘Ivoire’).

 

Flores

Durante todo el verano y hasta la mitad del otoño brinda inflorescencias en forma de espigas, formadas por flores bilabiadas que atraen a las abejas, mariposas y pájaros. Para potenciar la floración conviene suprimir las flores marchitas.

 

Cultivo y cuidados

La salvia farinácea necesita sol para florecer en abundancia y un sustrato bien drenado, mejor si es rico y fresco; el pH le resulta indiferente. Prefiere los climas moderados, pero soporta temperaturas de -10 grados (USDA 8-10) y es muy resistente a la sequía. Los riegos han de ser profundos, pero espaciados. Debe plantarse en primavera en tierra mezclada con mantillo, con una separación de 30 centímetros entre ejemplares. Vive bien en tiestos y contenedores. En invierno pierde toda la parte aérea, por lo que se cultiva como anual.

 

De interés

La salvia farinácea compone densos y bellos macizos en solitario o en mezclas informales con especies de colores contrastantes, sobre todo de color amarillo o anaranjado, como rudbeckias, lantanas

 

Foto: Mauricio Mercadante