Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Semillas en cápsulas blancas

Flor: junio-septiembre

Hoja perenne

Temperatura media

Sol o semisombra

Suelo rico y bien drenado

Riego moderado

PARA AMANTES DEL AMOR

La flor del amor, también conocida como lirio africano, llegó a Europa a finales del siglo XVII desde Suráfrica. Ese romántico nombre no procede de la cultura popular sino de su denominación científica en griego, es decir, de la unión entre las palabras ágape (amor) y anthos (flor). Se ha extendido como planta ornamental por Europa, Madeira y la isla de Porto Santo, y en buena parte de Sudamérica. De hecho, en muchos países latinos utilizan la flor del amor para confeccionar adornos navideños.

Reportaje completo

nº 51 >>
página 35

verdeesvida nº 51

PLANTAS DE FLOR

Agapanthus africanus

Agapanto

Descripción

Pertenece a la familia de las liliáceas y es una planta perenne y tuberosa. Puede formar colonias gracias a sus carnosas raíces. De origen surafricano, el agapanto, o flor del amor, se emplea para componer macizos, adornar arriates o proporcionar flores cortadas.

 

Hojas

Su follaje, de color verde oscuro, está formado por hojas acintadas, carnosas y brillantes. Miden de treinta a cincuenta centímetros y al perdurar todo el año otorgan a la planta una gran cualidad ornamental.

 

Flores

Suele tardar dos o tres temporadas en florecer, pero después lo hace anualmente a finales de primavera. Las flores brotan en la extremidad de unos escapos que pueden alcanzar un metro de altura. El color más común es el azul intenso, aunque también se visten de tonalidades blancas.

 

Cultivo

Poco exigente, se desarrolla en cualquier suelo arcilloso, algo ácido, rico en materia orgánica y arena para que drene bien. En zonas muy calurosas hay que situarla a media sombra. Soporta hasta -15 grados, pero durante el invierno conviene desenterrar los tubérculos y tenerlos con riego medio a una temperatura de unos 6 grados.

 

Cuidados

Para prolongar su floración es necesario mantenerla bien hidratada en verano y evitar la humedad durante el invierno. Resiste plagas y enfermedades, pero es importante mantener los caracoles y babosas a raya. Es recomendable dividir las matas cada seis o siete años, a finales del verano.

 

De interés

Es una planta tóxica, si se ingiere puede provocar mareos o diarreas. Hay mantener alejados de ella a los niños.

 

Información relacionada:

Flores azules, Verde es Vida nº58, página 30 (ver en la web)