Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Cápsulas globosas

Flor: julio-septiembre

Hoja caduca

Temperatura media y alta

Pleno sol

Suelo profundo, fresco, drenado

Riego regular

AL SOLÍCITO SEÑOR LAGERSTRÖM

Linneo dedicó el género Lagerstroemia al compatriota que dirigía la Compañía Sueca de las Indias Orientales, el científico Carl Magnus von Lagerström, que le llevó a Suecia plantas desconocidas de la India y China. Aunque el nombre específico alude al subcontinente, la especie es originaria de una amplia zona que abarca China, Corea, Japón y el Himalaya. Los cultivares que se usan hoy en jardinería son generalmente cruces de Lagerstroemia indica y Lagerstroemia fauriei, de origen japonés, más pequeña y de floración blanca, pero menos sensible al ataque del hongo oídio, e incluso Lagerstroemia limii y Lagerstroemia speciosa, nativa, esta sí, del sur de la India. Entre estos híbridos, que ofrecen distintos grados de resistencia al frío, destacan los cultivares enanos, aptos para cultivar en maceta.

Reportaje completo

nº 73 >>
página 40

verdeesvida nº 73

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Lagerstroemia indica

Árbol de Júpiter, Crespón

Descripción

En pleno verano, el árbol de Júpiter produce una impactante floración en forma de erguidas panículas que reúnen multitud de pequeñas flores de pétalos encrespados de colores que van del blanco al carmesí, los rosas intensos, el púrpura e incluso el lila. Su follaje caducifolio es lustroso, de color verde oscuro, y se tiñe de tonos anaranjados y rojizos en otoño. Los cultivares que encontrarás en los centros de jardinería viven bien en gran parte de España, incluso en las áreas más frías (-12º, zonas 8-9). Suele alcanzar entre dos y ocho metros de altura; crece rápidamente y tolera la contaminación.

 

Copa, tronco y hojas

Este pequeño árbol luce una copa redondeada con una estructura de ramas abierta, sostenida por uno o varios troncos. Cuando está desnudo en pleno invierno resulta especialmente atractivo por su corteza clara y tersa con suaves manchas que recuerdan las telas de camuflaje. Las hojas son ovales, acabadas en punta y brillantes; en algunos cultivares son purpúreas.

 

Flores y frutos

Las panículas están formadas por florecillas de seis pétalos encrespados con un delgado pedicelo, lo que les da ese aspecto espumoso de papel crepé que justifica su otro nombre común: crespón. Exhiben estambres amarillos muy visibles. Las flores surgen de julio a septiembre en las ramas del año. Dan paso a pequeñas cápsulas globosas que persisten todo el invierno.

 

Cultivo y cuidados

Prefiere el pleno sol y el calor, que incentivan una abundante floración. Necesita un sustrato moderadamente rico, levemente ácido o neutro, profundo, fresco y bien drenado. Precisa riego regular los dos primeros años; una vez establecido tolera medianamente la sequía, pero agradece los riegos frecuentes durante los meses más cálidos; en invierno deben reducirse. Es especialmente sensible al hongo oídio. Conviene podar las flores viejas al final del invierno. Cuando la planta es joven, la poda resulta clave para configurarla como un arbusto de aspecto redondeado o como un esbelto arbolito.

 

Usos

Resulta espectacular en el jardín, ya sea en solitario o en grupos o alineaciones (incluso en la calle). Hay variedades compactas para los tiestos de la terraza o el patio.

 

Foto: María Losseau