Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Bayas negras en los pies femeninos

Flor: marzo-abril

Hoja perenne

Temperatura media o alta

Sol o semisombra

Cualquiera, fértil, fresco y bien drenado

Riego moderado

LA GLORIA SE ADORNA CON LAURELES

La historia mitológica del laurel está relacionada con el fracaso de una seducción amorosa: el dios Apolo amaba a la ninfa Daphne sin ser correspondido, hasta que un día logró alcanzarla, momento en el que ella pidió ayuda a su padre, el rey fluvial Peneo, y se convirtió en laurel. El desolado Apolo encontraría consuelo consagrando este árbol a su figura y adornando su cabeza con una corona de laureles. En su santuario de Delfos, los sacerdotes quemaban ramos para que el humo les elevara hasta el dios. Y la corona se convirtió en distinción de poetas, desde entonces laureados (no en vano Apolo era un protector de las artes), y deportistas. En Roma se ceñía en la cabeza de los emperadores y generales victoriosos en señal de triunfo.

Reportaje completo

nº 74 >>
página 38

verdeesvida nº 74

ÁRBOLES Y PALMERAS

Laurus nobilis

Laurel común

Descripción

La nobleza, cualidad que Linneo contempló a la hora de bautizarlo nobilis, alude a las características del laurel como planta, pero también a su uso simbólico entre griegos y romanos como corona de gloria en las artes, el deporte y la guerra. Este pequeño árbol o arbusto mediterráneo de aromático follaje perenne se puede cultivar en toda España. Tiene una alta resistencia a la sequía y el calor y tolera fácilmente hasta -11º (zonas 8-9); a partir de esa temperatura comienza a sufrir. Su excelente respuesta a la poda permite conseguir las más diversas formas topiarias. Es de lento crecimiento.

 

Tronco, copa y hojas

Los ejemplares en tierra alcanzan entre dos y seis metros de altura. Dejada a su libre albedrío, la copa es columnar aunque con el tiempo tiende a ensanchar. El tronco es liso y gris y las ramas surgen desde la base, densamente cubiertas por un follaje coriáceo verde oscuro. Las hojas son lisas, en forma de óvalos alargados acabados en punta, y con peciolo corto; a veces tienen el borde ondulado. Son ricas en aceites esenciales aromáticos, lo que les ha asegurado desde tiempos inmemoriales un papel en la cocina como condimento.

 

Flores y semillas

El laurel es una especie dioica, es decir, con flores femeninas y masculinas en pies distintos. Son pequeñas y amarillas (en la foto) y surgen en primavera. Dan lugar a bayas negras con una única semilla en los pies femeninos.

 

Cultivo y cuidados

Vive bien al sol o en semisombra, pero también tolera la sombra. No es caprichoso con el sustrato siempre que cuente con buen drenaje, pero lo ideal es que sea fértil y fresco. Se ha de regar cuando la tierra se perciba seca. Necesita ser protegido de las heladas fuertes. Se debe podar a mediados de la primavera y entre mediados de agosto y septiembre; los recortes obtenidos al final del verano se pueden usar como esquejes. Las plagas más comunes son la cochinilla cerosa, en cuyas secreciones azucaradas surge el hongo negrilla, los pulgones y el hongo oídio; conviene aplicar tratamientos preventivos.

 

Usos

El laurel se puede utilizar en el jardín como planta solitaria o formando setos. Dada su buena respuesta al cultivo en tiesto y al arte topiario es un clásico en patios y terrazas.

 

Foto: Mille d’Orazio