Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Frutos leñosos

Flores sin valor ornamental

Hoja caduca

Temperatura media y baja

Pleno sol o semisombra

Suelo humífero, bien drenado

Riego moderado

UNA GRAN ‘CAVERNA’ VERDE

Por fuera, un espeso muro vegetal de varios metros de altura; por dentro, una verdadera caverna de paredes verdes entre las que apenas se cuelan los rayos del sol. Son el inmenso tronco retorcido y las poderosas raíces de un haya llorona los que sostienen la extraordinaria bóveda de este espacio mágico, una de las mayores atracciones del parque estatal The Bayard Cutting Arboretum de Long Island, Nueva York. Se trata de uno de los ejemplares más gigantescos de esta especie que existen en la actualidad. Deambular por las pasarelas construidas bajo su luminosa enramada enseña que hablar de árboles como catedrales no es una simple frase.

Reportaje completo

nº 62 >>
página 36

verdeesvida nº 62

ÁRBOLES Y PALMERAS

Fagus sylvatica ‘Pendula’

Haya llorona, Haya péndula

Descripción

Las variedades péndulas, weeping o lloronas del haya europea (Fagus sylvatica) se lucen en ejemplares de gran belleza formal, con largas ramas que cuelgan varios metros hasta el suelo, cubiertas de abundante follaje verde (en la foto), rojo oscuro (‘Purpurea’) o amarillo (‘Aurea’). En grandes jardines, su silueta en forma de cascada o ancha cortina vegetal asegura a estos árboles un notable protagonismo. Alcanzan entre 10 y 30 metros de altura, según el cultivar; necesitan espacio y son de lento crecimiento. En España, su zona ideal de cultivo es el norte atlántico.

 

Copa y hojas

El haya llorona es de estampa columnar (como en los cultivares ‘Black Swan’ y ‘Purple Fountain’) u horizontal, pero siempre irregular y marcada por una larga rama principal que se arquea y de la que cuelgan otras muy largas y finas. El denso follaje está formado por hojas caducas, generalmente redondeadas u ovales, y nervadas. En otoño, el verde o el rojo se tornan cobrizos. A menudo las hojas son marcescentes: permanecen en las ramas incluso marchitas, hasta la brotada primaveral.

 

Flores y frutos

Es una especie monoica, que produce flores femeninas y masculinas en primavera, sin valor ornamental. Los frutos son leñosos.

 

Cultivo y cuidados

El haya llorona de follaje rojo debe ser plantada a pleno sol, no así las ‘Aurea’, que precisan una posición en semisombra para evitar que las hojas se quemen. Prefieren los suelos humíferos y bien drenados, aunque también se adaptan a los poco fértiles; el pH del sustrato les resulta indiferente. Conviene plantarlas en invierno. Soportan los fríos intensos (USDA 4-7) y la sequedad moderada (no se dan bien en la mitad sur de la Península). Son resistentes a las plagas.

 

De interés

Las hayas péndulas son muy populares en parques y jardines de Estados Unidos y Canadá, donde se utilizan como ejemplares aislados o en alineaciones. En la foto, en una calle de Vancouver.

 

Foto: Wicutler