BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Fichas de plantas

Consulta las características y cuidados de las plantas ornamentales

Temperatura media y alta
Pleno sol o semisombra
Cualquiera, ligero, bien drenado
Riego regular
Hoja caduca
Flor: junio-agosto o primavera-otoño
Cápsulas con numerosas semillas
DEDALERAS PARA EL JARDÍN NATURAL
En su libro Dream Plants for the Natural Garden, Piet Oudolf y Henk Gerritsen mencionan varias dedaleras, desde la Digitalis purpurea y su forma albiflora a la Dedalera grandiflora*, Dedalera lutea, Dedalera parviflora, de flores color chocolate, D. lanata, marrón rojizo con venaciones, y Dedalera ferruginea*, “espectacularmente bonita” por sus flores color miel con venaciones rojizas.
En España, una dedalera nativa aparece como buena candidata a formar parte de rocallas y macizos en jardines de bajo riego y suelos calizos: la Dedalera obscura, una mata perennifolia de base leñosa que se conoce como dedalera negra y da flores de color anaranjado oscuro. Hay más dedaleras ibéricas, la mayoría de flores rosadas, como Dedalera minor, un endemismo balear, Dedalera thapsi, y la subespecie mariana de la Dedalera purpurea.
Plantas de flor

Digitalis spp.

Dedalera

Descripción

Por el aire silvestre y el colorido de sus largas espigas florales, las dedaleras evocan los jardines ingleses estilo cottage (en la foto, en el jardín de Great Dixter, en Inglaterra). La más utilizada es la Digitalis purpurea y sus numerosos cultivares, generalmente de flores rosadas en sus distintas tonalidades y matices, e incluso blancas (f. albiflora). Esta dedalera en concreto es una planta bianual —florece en el segundo año de vida, semilla y muere—, pero algunos de sus híbridos son vivaces de vida corta, como la mayoría de las especies del género, entre ellas Digitalis lutea y Digitalis grandiflora*, de flores amarillo pálido, cuya parte aérea desaparece al llegar el frío, y Digitalis ferruginea* y Digitalis parviflora, cuya roseta basal persiste. Son muy rústicas —soportan fácilmente -15º—, crecen rápidamente y no precisan cuidados.

Follaje

Forman rosetas de hojas simples, de las que surgen esbeltas varas verticales que pueden alcanzar entre 60 centímetros y 1,5 metros de altura, guarnecidas en la parte inferior de hojas lanceoladas recubiertas de pelos irritantes. Es tóxica.

Flores

Sus flores en forma de dedal se disponen en racimos verticales más o menos densos. Lucen motas o pecas en la garganta en las Digitalis purpurea, o venaciones oscuras en otras especies. Son nectaríferas y los abejorros en especial y las abejas tienen verdadera pasión por ellas. Su época de floración es el verano, pero en las híbridas suele alargarse desde la primavera tardía hasta la llegada del invierno.

Cultivo y cuidados

Por sus diferentes hábitats de origen, hay dedaleras adecuadas para todas las condiciones de clima y suelo. La Digitalis purpurea y sus cultivares prefieren la semisombra, los suelos bien drenados, humíferos y frescos, aunque también aceptan los arcillosos a condición que se aireen bien con la azada. La Digitalis ferruginea y Digitalis lanata toleran sustratos más secos y pedregosos. La Digitalis obscura, ibérica, adora el pleno sol y exige un suelo perfectamente drenado. Los híbridos en general se pueden cultivar en sol o semisombra, en un suelo que retenga la humedad y a la vez drene bien. No les gusta la competencia de otras plantas y demandan su espacio. No requieren cuidados, salvo cortar las espigas florales secas. Excepto los híbridos, resemillan abundantemente.

Usos

En borduras y macizos, y algunas también en tiestos.

* Cuentan con el Award of Garden Merit de la Royal Horticultural Society por sus cualidades jardineras.

Foto: Precious Garden