BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Fichas de plantas

Consulta las características y cuidados de las plantas ornamentales

Zonas 9-10: soporta hasta -7º
Pleno sol
De fertilidad media, fresco, ligero
Riego moderado
Follaje perenne
Floración: noviembre-junio
Frutos: todo el año
FRUTOS ÁCIDOS COMO EL LIMÓN
Las naranjitas que produce el calamondín son comestibles, aunque muy ácidas, y con una piel no solo aromática, como sucede con todos los cítricos, sino también dulzona. Son ricas en vitamina C y antioxidantes. Se suelen emplear como sustituto del limón en marinados, repostería y bebidas e incluso para elaborar mermelada. En la cocina del Sudeste Asiático, de donde proviene este árbol, aparece en recetas de pescado, aves y cerdo. “Sus gajos son un perfecto acompañamiento para mariscos y carnes por las notas de albaricoque, mandarina, limón y piña o guayaba que aportan”, asegura el chef Josean Alija en joseanalija.com. En su puesta en valor de las cualidades gastronómicas de este pequeño fruto, el cocinero ofrece una receta de granizado de calamondín y una serie de sugerencias para sacarle partido como alimento y aromatizante.
Árboles y palmeras

x Citrofortunella mitis, Citrofortunella microcarpa

Calamondín

Descripción

El calamondín o naranjita de San José recuerda un perfecto naranjo en miniatura. Destaca por sus pequeños frutos redondos que permanecen largo tiempo en el árbol y un follaje oscuro más espeso que el del kumquat, con el que comparte un lugar preferente como cítrico ornamental en los tiestos de las terrazas y patios. El kumquat (Fortunella margarita) es precisamente uno de los progenitores de este híbrido, junto con el mandarino (Citrus reticulata). Puede alcanzar entre dos y tres metros de altura si se lo deja crecer libremente, pero la poda permite reducir su tamaño. Adora el sol y el calor y soporta heladas ligeras y cortas. No es una planta exigente en cuidados y se puede cultivar en interiores.

Estructura y follaje

Como es habitual con tantos cítricos se puede escoger con el tronco a la vista o con ramas desde la base (en la foto). Sus abundantes ramillas verdes y sin espinas dan pie a una copa densa, formada por un lustroso follaje perenne de color verde profundo. Las hojas pueden medir entre cinco y 10 centímetros.

Flores y frutos

Produce pequeños y perfumados azahares de forma constante desde noviembre hasta el verano. Los frutos, de un brillante color anaranjado, pueden ser redondos como una naranja o un poco achatados como una mandarina.

Cultivo y cuidados

Lo ideal es plantarlo a pleno sol; admite la sombra parcial, pero dará menos flores y por lo tanto menos frutos. Prefiere un sustrato de riqueza media, fresco, ligero y bien drenado (existen sustratos específicos para cítricos). En el momento de plantarlo no es aconsejable aportar abono. Soporta mejor el calor que el frío, pero si va a rondar los -3º conviene protegerlo, especialmente si es joven. A partir del primer año se le puede proporcionar abono para cítricos para incentivar la floración y el cuajado de los frutos. Aunque no la requiere, admite la poda. Es importante prevenir el ataque de los ácaros, la cochinilla cerosa y los minadores de hojas mediante la aplicación de un insecticida sistémico ecológico.

Usos

En macetas y macetones grandes y profundos en patios, terrazas, ambientes de interior muy luminosos e invernaderos. También en el suelo del jardín.


Más información:

Ficha: Kumquat, Fortunella spp.

Cómo cuidar los cítricos en invierno

Citrus de colección


Foto: Flower Council of Holland

Otras fichas

Plantas de flor Mesembryanthemum criniflorum Mesem, Alfombra mágica, Margarita de Livingstone