A la hora de podar, escoge la tijera más adecuada

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

A la hora de podar, escoge la tijera más adecuada

En otoño e invierno las labores de poda se multiplican en el jardín, el huerto y la terraza. Para que la tarea te resulte más fácil y el corte sea limpio y preciso deberás contar con las tijeras apropiadas: no es lo mismo cortar madera verde que madera seca, como tampoco seccionar una ramilla tierna que una rama gruesa y dura. Aquí te damos las claves para que sepas escoger bien.

La poda es una labor imprescindible en el jardín y el huerto, tanto para dar forma a los ejemplares que lo requieran como para limpiarlos de ramas secas, o en su caso incentivar la floración y la fructificación. Mal realizada puede traducirse en sufrimiento y perjuicios para la planta y un engorro para el jardinero.

 

En tu centro de jardinería te ayudarán a escoger las tijeras más indicadas según el tipo y la cantidad de plantas que necesites podar.
Escoger la herramienta adecuada es el primer paso para conseguir una poda precisa, limpia y con el menor esfuerzo. Los tallos verdes y la madera blanda exigen un tipo determinado de tijeras; otro tanto sucede con la madera seca o dura. Y ten en cuenta que con una tijera de una mano difícilmente podrás seccionar ramas de más de dos centímetros de diámetro. Por ello, a la hora de elegir una herramienta de poda en tu centro de jardinería, valora qué uso le vas a dar según el tipo de plantas que tengas. Además, recuerda que hay tijeras especiales para rosales, bonsáis, recolección de frutos...

 

No menos importante es considerar cuánto la vas a utilizar: si tienes muchos ejemplares que podar, la ergonomía y el peso de la tijera cobran una importancia mayor.

 

Un diseño cómodo

Antes de decidirte por un modelo, prueba la confortabilidad del agarre a la vez que sopesas la herramienta para confirmar que podrás utilizarla con comodidad, seguridad y precisión. Hay tijeras de distintos tamaños, o que pueden ajustarse a las dimensiones de la mano gracias a la apertura de un mango de tamaño variable. Incluso las encontrarás para personas zurdas. En la actualidad, el mango de las tijeras se fabrica en materiales ligeros como el aluminio, el plástico reforzado con fibra de vidrio, la poliamida, las resinas...

 

La calidad de las cuchillas

La calidad de las hojas es capital: el acero es el material más utilizado, pero puede ser inoxidable, cromado, forjado, templado, teflonado (antiadherente); también las hay de titanio, que no pierden el filo. Para asegurar cortes limpios, la hoja y la contrahoja deben estar bien ajustadas, de modo que puedan deslizarse una sobre otra perfectamente. En algunos modelos, los fabricantes proveen hojas de recambio. Respecto al diseño, las de cabezal corto permiten alcanzar incluso áreas estrechas y de difícil acceso en las plantas.

 

UNA TIJERA PARA CADA TIPO DE RAMA

• Para ramas tiernas y madera blanda

Para podar tallos verdes y maderas blandas, lo ideal son las tijeras de corte deslizante o bypass, en las que la hoja se desplaza suavemente sobre la contrahoja seccionando la rama.

 

• Para ramas secas y madera dura

Para las ramas secas o de madera dura son óptimas las tijeras de corte de yunque. Su afilada hoja se cierra sobre una base plana, como una cuchilla sobre una tabla de cortar, evitando que se astille. Las más avanzadas llevan trinquete o ratchet, un tipo de engranaje que en este caso permite conseguir varios niveles de apertura para desmultiplicar la fuerza y poder cortar las ramas con menor esfuerzo y sin que resbalen las cuchillas.

 

• Para ramas gruesas y madera muy dura

Cuando el grosor de la rama supera los 20 milímetros de diámetro y no pasa de los 40-50 milímetros, o la madera es especialmente dura, lo apropiado es usar un cortarramas o podadera de dos manos, que permite hacer palanca con un menor esfuerzo. Las hay de diferentes largos y tamaños, e incluso extensibles. Algunas cuentan con empuñaduras con topes antideslizantes para garantizar un trabajo cómodo y seguro. Hay podaderas de yunque y de corte deslizante. Para ramas de más de 50 milímetros de diámetro es necesario una sierra o un serrucho.

 

• Para ramas altas y zonas poco accesibles

Si quieres podar ramas altas de 20 a 30 milímetros de diámetro sin tener que subirte a una escalera puedes emplear un cortarramas o tijera-pértiga de mango único; son generalmente telescópicos y en algunos casos pueden alcanzar los cuatro metros. Las hojas de corte se accionan tirando de una cuerda o correa conectada a un sistema de engranajes internos; el ángulo de corte se puede ajustar para podar la rama en la posición adecuada.

Para podar ramas muy duras o de 40 milímetros de diámetro a más de cinco metros de altura, lo adecuado es una sierra de pértiga combinada con un mango telescópico, que funciona tirando de unas cuerdas que accionan el mecanismo que mueve las cuchillas.

 

CÓMO PODAR CORRECTAMENTE

• Lo primero: protege tus manos con guantes para poda, que son acolchados pero a la vez aseguran una buena sensibilidad al tacto.

• La hoja deslizante de la tijera debe situarse en la parte superior del ángulo de corte, y la contrahoja debajo de la rama.

• Para que el corte sea neto y limpio, las hojas de la tijera deben estar perfectamente afiladas. El objetivo es que la rama no se desgarre ni se astille, lo cual puede dificultar una buena cicatrización o favorecer una infección por hongos, virus o bacterias.

• El corte debe ser inclinado, lo cual ayuda a que la savia gotee y no se acumule en la herida, y a que el agua de la lluvia resbale. Solo si hay yemas paralelas en la rama el corte deberá ser recto.

• Unta pasta cicatrizante en las heridas de poda para impedir la pérdida de savia y procurar que se cierren rápidamente.

 

TIJERAS PARA MUCHOS AÑOS

Con unos sencillos cuidados las tijeras de podar pueden durar en perfecto estado muchos años. Cuando hayas acabado de podar lávalas con agua y jabón y sécalas bien; también puedes pasarles alcohol a las cuchillas para evitar el contagio de entermedades entre plantas. Las hojas de algunas tijeras se pueden desmontar para facilitar la limpieza. Si pierden filo, consulta en el folleto del fabricante cómo puedes recuperarlo. 

 

Nuestro agradecimiento a Gardena, Revex y Bellota-Corona por su colaboración en este artículo.


Más información:

La poda de árboles, Verde es Vida nº50, página 48 (ver)

¿Cuándo toca podar los arbustos de flor?, Verde es Vida nº60, página 52 (ver)

Para podar correctamente, la hoja deslizante de la tijera debe situarse en la parte superior del ángulo de corte, y la contrahoja debajo de la rama. Protege tus manos con guantes. Copyright: Gardena

Para ramas tiernas y madera blanca

Para ramas tiernas y madera blanca

En la foto, una tijera Revex con hojas alveoladas de acero forjado intercambiables, que permite seccionar ramas de hasta 22 milímetros. Este tipo de hojas reducen un 35% el esfuerzo de corte.

Para ramas secas y madera dura

Para ramas secas y madera dura

Esta tijera de Gardena cuenta con trinquete o ratchet, con tres niveles de apertura para desmultiplicar la fuerza y poder cortar ramas de hasta 22 milímetros de diámetro. La empuñadura es de aluminio. Es ideal para rosales.

Para ramas gruesas y madera muy dura

Para ramas gruesas y madera muy dura

La tijera de dos manos de Corona de la foto es de tipo deslizante e incorpora un sistema que multiplica por tres la fuerza de corte y amortiguadores para reducir la fatiga. Sus mangos telescópicos de fibra de vidrio se alargan desde los 53 a los 83 centímetros. Corta ramas verdes de hasta 38 milímetros.

Para ramas altas y zonas poco accesibles

Para ramas altas y zonas poco accesibles

El cabezal de esta tijera-pértiga de Gardena permite ajustar el ángulo de corte para facilitar la poda.

Reportaje completo

nº 74 >>
página 52

verdeesvida nº 74