Un pequeño oasis de begonias

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Un pequeño oasis de begonias

Pocas plantas de interior pueden lucir unas hojas tan extraordinarias en texturas y colores como las Begonia rex. O ramos de flores tan decorativos como las Begonia elatior. Mézclalas y verás cuánto glamour es capaz de ofrecer la Naturaleza. Pero, además, las begonias simbolizan el equilibrio natural y son creadoras de armonía. Este año han sido la Planta protagonista de Octubre de la Oficina Holandesa de Flores.

Una colección de begonias, en la que se mezclen los acabados satinados y ricos patrones en tonos gris plata, púrpuras y rosados de las Begonia rex y los coloridos ramos de flores de las Begonia elatior. ¡Un minijardín lleno de glamour natural! Con un conjunto así puedes darle un aire nuevo y singular a cualquier ambiente de interior, incluso una cocina o un cuarto de baño, siempre que sea luminoso.

 

Las begonias de interior son tan versátiles que la combinación que hagas siempre será original. Si a esto le sumas una cuidadosa selección de los tiestos o portamacetas —de piedra, vintage, barro, metálicos, o de estilo minimalista en los materiales y colores más modernos— conseguirás un conjunto decorativo con todo el lujo que la Naturaleza puede producir. De la misma manera, un único ejemplar en un contenedor bien escogido será capaz de realzar una mesa o el rincón más anodino.

 

Las hojas y flores más suntuosas

El follaje de las Begonia rex, sobre todo (y las Begonia boweri), son verdaderas obras de arte, una exhibición de colores de gala que se despliegan en hojas con forma de gota o de caracola, con bordes ondulados, encrespados o mordidos. A la exhibición de listas, veteados, festones, topos y manchas se añaden superficies sedosas, granuladas, pilosas… y una textura carnosa surcada por marcadas nervaduras. Si sabes cuidarlas, estas begonias te durarán muchos años.

 

Las Begonia elatior, por su parte, son las begonias de flor más conocidas y, con diferencia, las más vendidas. En tu centro de jardinería las encontrarás en flor todo el año, luciendo sus densos ramos de flores simples, dobles o semidobles. Los colores van del blanco y los distintos amarillos a los asalmonados, rosados, magentas y rojos de los más brillantes a los más profundos; algunas incluso son bicolores. Además, siempre tienen algo nuevo que ofrecer, como la línea Bodinia, de flores extradobles y hojas rizadas. Ya cerca de la Navidad encontrarás las del grupo Lorraine, de flores más pequeñas y porte rastrero.

 

Por cierto, las Begonia elatior son capaces de absorber pequeñas cantidades de formaldehído del ambiente. Al contrario de las rex, estas begonias se desechan tras la floración.

 

UN AMBIENTE HÚMEDO, TEMPLADO Y LUMINOSO

Procúrales a tus begonias estas condiciones para que se vean radiantes:

• Mucha luz, sin sol directo. Necesitan un lugar luminoso para que luzcan los dibujos de las hojas (a menos luz y calor, menos color), pero a salvo de los rayos del sol, que pueden quemarlas. Las begonias de flor pueden perder los botones florales si no cuentan con luz suficiente.

• Un ambiente templado y húmedo. Para que las hojas no se sequen o abarquillen deberás asegurarles humedad ambiental y una temperatura de 18-20º lo más estable posible; no debe bajar de 12º ni superar los 26º. Disfrutan de los ambientes bien ventilados, pero sin corrientes de aire. Evita colocar las begonias de flor en un espacio donde haya una fuente de etileno (frutas o vegetales) ya que podrían perder las flores.

• Riego por inmersión. Conviene regar las begonias sumergiendo el tiesto en un cubo con agua de lluvia o libre de cal. De paso evitarás mojar las hojas. El rizoma no debe sacarse nunca, pero ten en cuenta que el exceso de agua favorece la podredumbre de raíces y tallos.

• Abono líquido. La Oficina Holandesa de Flores recomienda abonarlas cada tres semanas con un fertilizante líquido diluido en el agua de riego.

• Un sustrato suelto y levemente ácido. El sustrato más adecuado es una mezcla de turba, cortezas y arena, con un pH por debajo de 7.

• Poda. Elimina las flores marchitas y las hojas viejas y estropeadas.

• Amenazas. Los mayores peligros a los que se enfrentan las begonias son el exceso de humedad en el sustrato y la sequedad ambiental. A pesar de que las nuevas variedades son cada vez más resistentes a las plagas debes vigilar la presencia de la araña roja, mosca blanca y thrips.


Más información:

Begonia rex: la Naturaleza es pintora, Verde es Vida nº 62, página 32 (ver en la web)

Begonia elatior (ficha), Verde es Vida nº 51, página 36 (ver en la web)

Begonia rex (ficha), Verde es Vida nº 56, página 44 (ver en la web)

Una colección de Begonia rex y Begonia elatior floridas en tiestos de piedra sobre una tabla de derribo. Este armonioso minijardín casa de maravilla con el estilo rústico chic. Fotos: Oficina Holandesa de Flores

La begonia más popular

La begonia más popular

Las begonias son plantas compactas, ideales para poner un acento de vida verde en cualquier rincón, ya sea por sus espléndidas flores, como la Begonia elatior (en la foto), o por su follaje, como la Begonia rex.
Foto: Oficina Holandesa de Flores

Un follaje lleno de matices

Un follaje lleno de matices

Pocas plantas de interior lucen un follaje tan bello como las Begonias rex. Además emiten florecillas tan discretas como delicadas, en una suave tonalidad rosada.
Foto: Oficina Holandesa de Flores

Reportaje completo

nº 77 >>
página 38

verdeesvida nº 77