Salvias en flor (casi) todo el año (2ª parte)

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Salvias en flor (casi) todo el año (2ª parte)

El universo de las salvias abarca numerosas especies y cultivares de flor roja, otros de aspecto aterciopelado, que se mantienen en flor hasta el comienzo del invierno, y la célebre Salvia farinacea, una de las más atractivas por sus espigas azul violáceo. Sin olvidar la salvia que se utiliza en la cocina, de cuyo nombre deriva el del género.

LAS SALVIAS DE FLOR ROJA

Las especies de salvias que producen flores rojas son muy numerosas. Entre ellas destacan estas tres:

Salvia splendens: La también llamada coralillo o banderilla es ideal para tiestos y parterres. Es una anual de origen brasileño que florece en forma de espigas gruesas y cortas de color escarlata desde el verano hasta que comienzan las heladas. Se puede obtener por siembra.

 

Salvia microphylla, S. grahamii o S. x jamensis: Especialmente rústica, esta salvia mexicana de hojas pequeñas puede soportar hasta -12º (zona 8), lo que le permite seguir floreciendo hasta el invierno. Sus flores son de color rojo magenta. Ha dado pie a numerosos cultivares, entre los cuales destacan ‘Hot Lips’ (en la foto de arriba), de flores bitono en blanco y rojo cereza, y ‘Cerro Potosí’, de follaje oscuro y matas más redondeadas, y a la subespecie microphylla, que florece de abril a diciembre.

 

El follaje de la Salvia elegans ‘Scarlet Pineapple’ desprende aroma a piña. Produce flores tubulares muy alargadas de color rojo vivo.
• Salvia elegans: Produce flores tubulares muy alargadas de color rojo vivo. Sin embargo, su peculiaridad es el aroma a piña que desprende su follaje, especialmente intenso en el cultivar ‘Scarlet Pineapple’, cuyas hojas son más estrechas y sus flores más grandes de lo habitual en la especie. ‘Honey Melon’, una variedad miniatura, emana un suave olor a melón, y ‘Tangerine’, a mandarina. Otro cultivar interesante es ‘Sonoran Red’, de follaje verde oscuro y floración muy generosa. Estas salvias no soportan el frío intenso (hasta -7º, zona 9).

 

SALVIA FARINACEA

Es una de las salvias más atractivas y por ello más habituales en los jardines: ofrece en verano y otoño llamativas espigas de un vibrante color azul violáceo. Los tallos son de textura harinosa, de ahí farinacea, y forman matas muy ramificadas y densas de unos 50 centímetros. Resulta perfecta para los tiestos y el suelo del jardín. Existen numerosos cultivares: con flores de color añil (‘Reference’), azul violáceo (‘Victoria y ‘Rhea’), azul y blanco (‘Strata’) y blanco (‘Ivoire’, ‘Alba’, ‘Silver’). El follaje de esta herbácea anual es verde azulado, aunque en algunos cultivares es agrisado e incluso blanco con visos plateados (‘Ivoire’). Oriunda de México y Texas, tolera la sequía y prefiere un clima moderado, aunque soporta temperaturas de -10 grados (zonas 8-10). Necesita algo más de humedad que otras (ver la ficha). Del cruce de Salvia farinacea y Salvia longispicata se ha obtenido el espléndido híbrido ‘Indigo Spires’, cuyas delgadas inflorescencias alcanzan los 50 centímetros.

 

SALVIA LEUCANTHA

La llamada salvia mexicana por su país de origen alcanza su máximo esplendor a lo largo del otoño e incluso el invierno con su floración en forma de grandes y espesos racimos aterciopelados. Estas llamativas y profusas inflorescencias surgen en lo alto de finos tallos y se arquean sobre las matas. Las flores suelen ser blancas, en dúo con el tono púrpura o azul lavanda de los cálices, que mantienen el color incluso cuando las flores se han secado. En los cultivares ‘Purple Velvet’ y ‘Midnight’ toda la flor es del mismo color. Es un subarbusto cuyos ejemplares pueden superar el metro de altura y extensión, de modo que necesita bastante espacio. Las hojas son perennes, alargadas y de un bonito color verde agrisado; surgen a lo largo de tallos cubiertos de un vello blanquecino. Soporta hasta -12º (zonas 8-10), prefiere el pleno sol, tolera mejor la sequía que otras salvias y resulta especialmente atractiva para las mariposas.

 

LA SALVIA CULINARIA

La salvia cuyas hojas se usan como aromatizante en la cocina, sobre todo italiana, es la Salvia officinalis. Por su oloroso follaje verde grisáceo y sus espigas florales violetas también se utiliza en el jardín y los tiestos de la terraza o el balcón. Nativa del Mediterráneo y el norte de África (resiste hasta -17º, zonas 7-8), se ha empleado desde antiguo también como planta medicinal por su riqueza en principios activos. El nombre proviene precisamente del latín salvare, curar. Se trata de una vivaz semiarbustiva de follaje perenne y floración primaveral. La variedad ‘Purpurascens’ exhibe hojas purpúrea y la ‘Aurea’, tonos dorados. Las plantas suelen ser erectas, de 0,80 a un metro de altura, aunque hay cultivares enanos que funcionan como cubresuelos (‘Bergaten’, de hojas grandes, e ‘Icterina’, variegada).

 

Ver 1ª parte

 

En Verde es Vida nº75, páginas 24-27 (hemeroteca online) verás fotos de más tipos de salvias y sus combinaciones en plantaciones con otras vivaces y anuales. 


La salvia microphylla ‘Hot Lips’ produce flores bitonos en blanco y rojo cereza. Florece desde el verano hasta que comienzan las primeras heladas. Copyright: Stefano

Salvia splendens

Salvia splendens

El coralillo o banderilla es una salvia de origen brasileño que genera espigas gruesas de color escarlata.
Foto: Oficina Holandesa de Flores

Salvia farinacea

Salvia farinacea

Las gruesas inflorescencias azul violáceo de la Salvia farinacea,
una de las salvias más habituales en los jardines, surgen en verano y otoño.
Foto: Mauricio Mercadante

Salvia leucantha

Salvia leucantha

La Salvia leucantha, de origen mexicano, emite sus racimos aterciopelados incluso en invierno. Estas llamativas y profusas inflorescencias surgen en lo alto de finos tallos y se arquean sobre las matas.
Foto: Enbodenumer

La salvia culinaria

La salvia culinaria

Por su oloroso follaje verde grisáceo y sus espigas florales violetas, la Salvia officinalis que se utiliza en la cocina, también se emplea en el jardín y los
tiestos de la terraza o el balcón. En la foto, la variedad ‘Purpurascens’, que exhibe hojas purpúreas.
Foto: iStock / Maria Brzostowska

Reportaje completo

nº 75 >>
página 24

verdeesvida nº 75