Flores de temporada: aromas naturales dentro de casa

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Flores de temporada: aromas naturales dentro de casa

Si colocas tiestos con plantas de flores u hojas fragantes en tu salón, pero también en tu cocina y tus cuartos de baño, disfrutarás de los ambientadores más naturales y bonitos. Todas las estancias de tu casa, siempre que dispongan de mucha luz, pueden perfumarse con la ayuda de las plantas. Solo hay que saber elegirlas. Sus volátiles aceites esenciales, una estrategia de la Naturaleza para atraer a los insectos beneficiosos o repeler a los no deseados, se usan desde antiguo para conseguir bienestar.

PARA EL SALÓN

Tu salón puede oler a rosa, a heliotropo, a gardenia, a lavanda... Los tiestos con plantas de flor no solo pueden aportar color a este ambiente sino también un placentero aroma. Eso sí, debes procurar que dispongan de mucha luz.

 

Heliotropium arborescens: Este arbusto que se cultiva como anual da a lo largo del verano ramilletes de flores de color violeta (foto de arriba) que desprenden un delicioso olor a vainilla. Las hojas, rugosas y de color verde oscuro, son muy atractivas también. No hay que descuidar el riego.

 

Siempre que puedas colocarlas en un lugar donde reciban mucha luz, puedes cultivar plantas que sirvan para perfumar con su aroma los distintos ambientes.
• Rosal mini: Son la versión en miniatura, pero perfectamente a escala, de los rosales de jardín; han sido concebidos a propósito para ser cultivados en tiesto, y el color y el aroma de las flores se mantienen intactos en algunas variedades. Florecen de abril a diciembre. Sitúalos en un lugar muy luminoso; vigila el riego (recuerda que viven en una maceta muy pequeña), pero dales agua solo cuando notes que la tierra está seca. Debes abonarlos en proporción a su tamaño y podarlos como a cualquier rosal.

 

Gardenia jasminoides: Blancas y de corola doble o semidoble, pocas flores son tan bellas y tan exquisitamente perfumadas como las gardenias. Surgen entre julio y septiembre sobre su lustroso follaje verde oscuro. El sustrato debe estar siempre húmedo (no encharcado); en verano, la falta de riego puede resultarle letal. Necesita mucha luz, pero fuera del sol directo. Prefiere el calor suave y la humedad ambiental (pulveriza el follaje sin mojar las flores). Ver ficha.

 

Lavandula stoechas ‘Bella’: El cantueso es una lavanda muy perfumada y especialmente decorativa por sus espigas rematadas en un penacho de brácteas de color violeta, rosado o púrpura. El follaje es también aromático. Necesita mucha luz y es muy resistente a la sequedad.

 

 

PARA EL BALCÓN

Para disfrutar del intenso perfume de algunas flores es necesario un espacio abierto, como un balcón, una terraza o un jardín. La ventaja de cultivarlas en un tiesto es que podrás moverlas a placer.

 

Dianthus ‘Kahori’: Esta variedad de clavelina, de flores de color magenta, emana un dulce perfume que atrae a las mariposas. La floración dura todo el verano. Sitúala a pleno sol.

 

Jasminum polyanthum: El jazmín rosado o moruno da en marzo o abril ramilletes de flores blancas que surgen de capullos de color rosa intenso. Vive bien en toda España; soporta hasta -8º, pero hay que resguardarlo del efecto de las heladas continuas.

 

Jasminum grandiflorum: Durante el verano, especialmente, y el otoño, el jazmín real o español emite de forma continua abundantes ramilletes de flores más grandes que las del jazmín común, blancas y muy perfumadas. Es muy sensible a las heladas. Deberás situarlo a pleno sol, darle riego regular en verano, sobre todo si vive en una maceta, y guiarlo y podarlo tras la floración.

 

Lavandula dentata ‘Green’: Se distingue por los bordes dentados de sus hojas, que son aromáticas al igual que las espigas florales de color lila que produce desde la primavera (profusamente) a noviembre. Prefiere el pleno sol.

 

Las plantas perfumadas que se mencionan en estas páginas forman parte de la colección Fragancias, de Corma, que podrás encontrar en tu centro de jardinería.

 


Más información:

Jardines de aromas: fragancias en flor, Verde es Vida nº48, página 6 (ver en la web).

Perfume de jazmines, Verde es Vida nº60, página 8 (ver en la web).

Un minijardín de aromáticas, Verde es Vida nº71, página 54 (ver en la web).

El heliotropo huele suavemente a vainilla. Es un arbusto de flores violetas y follaje verde oscuro muy atractivo, que se cultiva como anual. Copyright: Oficina Holandesa de Flores

Para el cuarto de baño

Para el cuarto de baño

Gracias a la humedad del cuarto de baño podrás disfrutar en él, siempre que sea muy luminoso, de una liana de exótico origen, como la Stephanotis floribunda o jazmín de Madagascar. Da flores de aspecto ceroso y forma de estrella, dulcemente perfumadas y de larga duración. Un chorrito de agua de vez en cuando le resulta suficiente como riego.
Otra opción es la Hoya bella, o flor de cera, una epífita de porte colgante que emite desde finales de la primavera a finales del verano pequeñas estrellas que parecen de porcelana (en la foto); lo ideal es cultivarla en un tiesto de autorriego para que siempre disponga de agua. Encontrarás estas dos especies entre las plantas de interior de tu centro de jardinería con las ramas dispuestas formando un arco. Puedes usarlas también como plantas colgantes. Asegúrate de que disfrutan de mucha humedad ambiental.
Foto: Jeff Gamble

Para la cocina

Para la cocina

Las hierbas culinarias que cultivas en tu cocina no solo sirven para aromatizar tus platos o hacerte una tisana o un mojito, sino también para llenar de fragancia esta parte de tu casa. Colócalos en un lugar con mucha luz, cerca de donde cocináis o coméis, para disfrutar del olor del orégano (Origanum vulgare), el tomillo (Thymus vulgaris) o la Mentha suaveolens, el popular mastranzo, de rico aroma a mentol y densas espigas florales.
Aunque si quieres algo menos habitual puedes instalar en tu cocina un tiesto de Helichrysum thianschanicum (en la foto), llamado planta del curry por su aroma parecido al de este condimento. Luce hojas lineares de color gris plateado, y entre mayo y septiembre produce ramilletes de capítulos en forma de pequeñísimos botones amarillos. Necesita sol y muy poca agua.
Foto: Daryl Mitchell

Reportaje completo

nº 72 >>
página 30

verdeesvida nº 72