El mundo de las lavandas (y 3ª parte)

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

El mundo de las lavandas (y 3ª parte)

El espliego, la Lavandula angustifolia o Lavandula officinalis, es la gran estrella de esta tercera y última parte del reportaje sobre las lavandas. Pero, además, hablamos del lavandín, el gran protagonista de los campos de lavanda del sur de Francia y de Guadalajara, de las lavandas de hojas afelpadas y, por último, de las especies endémicas de Canarias.  

LAVANDULA ANGUSTIFOLIA o LAVANDULA OFFICINALIS

El espliego en sus infinitas versiones

Floración: Mayo/Junio-Agosto

Rusticidad: -17º (zonas 5-11)

Código de sequía: 3 de 6

La más popular de las lavandas ha dado origen a una enorme variedad de cultivares. La planta tipo es una mata arbustiva redondeada o erecta de 50 a 80 centímetros de altura cuando está en flor. Sus hojas, largas y estrechas (de allí el específico angustifolia), son del característico color verde agrisado o plateado y tan aromáticas como las flores, espigas compactas de color lavanda al cabo de largos pedúnculos. Necesita un suelo seco, pobre en nutrientes y materia orgánica, que drene bien, ya que tolera mal el exceso de agua en el sustrato así como el exceso de abono. El pH le resulta indiferente y soporta bien los suelos calizos. Es una de las lavandas más rústicas. Según el frío puede comportarse como semiperenne y perder parcialmente el follaje para rebrotar en primavera. También es la menos resistente a la sequía.

 

Entre los cultivares destacan:

• ‘Hidcote’

Altura: 20-30 cm, 40-60 cm en flor

Extensión: 75 cm

‘Hidcote’ es un cultivar enano de Lavandula angustifolia muy utilizado por sus cualidades jardineras (cuenta con el Award of Garden Merit, AGM, de la Royal Horticultural Society). Produce densas espigas florales de 3-4 centímetros de largo de un vibrante color violeta oscuro que sobresalen de las pequeñas matas redondeadas. El follaje es gris verdoso. Su mayor requerimiento es un drenaje perfecto. ‘Hidcote Blue’ da flores lavanda oscuro y ‘Hidcote Pink’, de un delicado tono rosa.

 

‘Rosea’

Altura: 45-50 cm, 60-90 en flor

Extensión: 60-90 cm

Una densa y fragante floración rosa pastel cubre las matas en forma de cojín de este cultivar. Combina de maravilla con los rosales. Es probablemente la lavanda rosada más bonita.

 

• ‘Folgate’

Altura: 20-30 cm, 40-60 cm en flor

Extensión: 40 cm

Esta lavanda enana forma una pequeña bola de vegetación muy densa, de la que sobresalen espigas florales cortas de un brillante color lavanda. Es perfecta para las macetas. Cuenta con la distinción AGM.

 

• ‘Imperial Gem’

Altura: 20-30 cm, 40-60 cm en flor

Extensión: 40 cm

Es un cultivar de pequeño porte que da flores azul violeta oscuro en espigas cortas. Tiene la distinción AGM.

 

• ‘Nana Alba’ o ‘Baby White’

Altura: 20-30 cm, 40-60 cm en flor

Extensión: 40 cm

Sus espigas florales cortas y densas lucen un blanco inmaculado. Las matas son muy bajas y densas. AGM.

 

• ‘Munstead Dwarf’

Altura: 20-30 cm, 40-60 cm en flor

Extensión: 40 cm

Un clásico entre los cultivares enanos, con flores del azul lavanda original.

 

• ‘Blue Scent’

Altura: 30-35 cm, 50 cm en flor

Extensión: 25-30 cm

Sus flores, del clásico color lavanda, son especialmente perfumadas.

 

• ‘Twickel Purple’

Altura: 20-30 cm, 40-60 cm en flor

Extensión: 40 cm

Las matas son pequeñas bolas compactas erizadas de espigas florales largas y densas de color púrpura.

 

• ‘Lumière des Alpes’

Altura: 20-30 cm, 40-60 cm en flor

Extensión: 40 cm

Los cálices aterciopelados de color violeta oscuro ofrecen un bello contraste a las florecillas violáceas.

 

 

LAVANDULA X INTERMEDIA

Los híbridos más altos y vigorosos

Floración: Junio-Julio

Altura: 30-60 cm, 80-120 cm en flor

Extensión: 60-100 cm

Rusticidad: -7º (zona 9)

Código de sequía: 4 de 6

La Lavandula x intermedia, el espectacular lavandín que puebla los campos destinados a la recolección industrial de las flores, es un vigoroso híbrido natural de Lavandula angustifolia y Lavandula latifolia, la llamada alhucema, de hojas más anchas que la primera y tallos florales ramificados. Es de fácil cultivo en el jardín y se adapta a cualquier tipo de suelo, incluso un poco más pesado y húmedo, sin importar el pH. Además, tiene propiedades alelopáticas negativas, por lo que mantiene a raya a las malas hierbas y ahorra el trabajo de erradicarlas.

Los lavandines más famosos son ‘Grosso’, de floración azul violeta, y ‘Hidcote Giant’*, uno de los más altos, cuyas largas espigas de un luminoso violeta o blanco (‘Hidcote Giant White’) se inclinan hasta el suelo.

Entre sus numerosos cultivares los hay de flores de color blanco puro (‘Alba’*), violeta claro (‘Futura’, ‘Provence’, ‘Sumian’), el clásico lavanda (‘Super’), morado (‘Sussex’*, ‘Arabian Nights’, ‘Certitude’, ‘Impress Purple’, o ‘Julien’, de floración más tardía)… Algunas tienen hojas grises, como ‘Dutch’; plateadas, como ‘Nizza’, ambos de flores azul pastel, o variegadas, como ‘Walberton’s Silver Edge’, de hojas grises con márgenes crema y flores de color lavanda pálido.

* Los cultivares con asterisco tienen la distinción Award of Garden Merit de la Royal Horticultural Society.

 

 

LAVANDAS DE HOJAS PLATEADAS

Entre las 60 especies y más de 200 híbridos de Lavandula que existen muchas lucen un aspecto aterciopelado y un tono gris plateado gracias a los pelillos que revisten tallos y hojas:

 

Lavandula lanata

Floración: Junio-Agosto

Altura: 20-60 cm, 1 m en flor

Extensión: 40-50 cm

Rusticidad: -12º (zona 8)

Código de sequía: 5 de 6

Una densa lana blanca grisácea recubre los tallos y hojas de la alhucema de Andalucía o alhucema bravía. Es nativa de la serranía de Ronda, sierras del este de Andalucía y Murcia. Las espigas florales son moradas. Adora los suelos calizos que drenen bien. Se puede utilizar también en macetas y para afianzar taludes.

 

Lavandula x chaytorae

Floración: Junio-Agosto

Altura: 20-30 cm, 40-50 cm en flor

Extensión: 40 cm

Rusticidad: -12º (zona 8)

Código de sequía: 4 de 6

Este híbrido que forma matas pequeñas con aspecto de cojín tiene cualidades alelopáticas negativas, por lo que inhibe el desarrollo de malas hierbas a su alrededor. Existen numerosos cultivares de hojas afelpadas blanco ceniza y flores violetas, como ‘Joan Head’, ‘Richard Gray’, ‘Sawyers’ y ‘Silver Frost’.

 

Lavandula x losae

Floración: Julio-Agosto

Altura: 20-30 cm, 60 cm en flor

Extensión: 40-50 cm

Rusticidad: -12º (zona 8)

Código de sequía: 5 de 6

Surgido del cruzamiento de Lavandula dentata y Lavandula latifolia, su follaje afelpado se vuelve más claro en verano, en precioso contraste con las espigas ramificadas violetas.

 

Ver 1ª parte

Ver 2ª parte


Más información:

Aromáticas en el jardín: el perfume de la Provenza, Verde es Vida nº 54, pág 8 (ver en la web)

Zumos de verano con aromas de tu huerto, Verde es Vida nº 64, pág 54 (ver en la web)

Color y belleza a prueba de calor y sequía, Verde es Vida nº 79, pág 6 (ver en la web)

Provenza en la Alcarria, Verde es Vida nº 79, pág 58 (ver en la web)

Una abeja libando en una flor de lavanda. Su riqueza en néctar las convierte en un festín para estos extraordinarios polinizadores y las mariposas. Copyright: Fletcher

Lavandula ‘Folgate’

Lavandula ‘Folgate’

Este cultivar enano de Lavandula angustifolia forma una pequeña bola de vegetación muy densa, de la que sobresalen espigas florales cortas de un brillante color
lavanda. Es perfecta para las macetas.
Foto: iStock

Lavandula ‘Lumière des Alpes’

Lavandula ‘Lumière des Alpes’

En este cultivar de Lavandula angustifolia las florecillas violáceas contrastan con los cálices aterciopelados violeta oscuro. Foto: Epicnom RGB

Lavandula ‘Munstead Dwarf’

Lavandula ‘Munstead Dwarf’

El azul lavanda clásico tiñe las espigas de este popular cultivar enano de Lavandula angustifolia.
Foto: iStock

Lavandula lanata

Lavandula lanata

Una densa lana blanca grisácea recubre los tallos y las anchas hojas de la alhucema de Andalucía o alhucema bravía.
Foto: Couleur lavande

Las lavandas canarias

Las lavandas canarias

No todas las lavandas tienen hojas lineares. Las especies endémicas de Canarias —cinco— lucen un follaje muy dividido que convierte las matas en un plumoso cojín, del que sobresalen tallos florales que tienden a ramificarse, rematados en espigas violetas. Las flores emanan un suave aroma, distinto al usual de las lavandas. La Lavandula canariensis, el llamado matorrisco común, está presente en todas las islas. Puede alcanzar 1,5 metros de altura y emite largas espigas florales moradas. Si las hojas de esta lavanda son verdes, las de la Lavandula pinnata, el matorrisco de Lanzarote, son grises y aterciopeladas, y entre ellas sobresalen largos tallos que rematan en un tridente de espigas. Los endemismos grancanarios Lavandula bramwellii y Lavandula minutolii comparten esas características. En el matorrisco tinerfeño, la Lavandula buchii y sus distintas variedades, las hojas son de color ceniza y algo suculentas. Como nativas de Canarias, estas lavandas no soportan las heladas (-1º, zonas 10- 11), adoran el pleno sol, los ambientes secos y los suelos bien drenados.
En la foto, una Lavandula buchii.
Foto: Tracie Hall

Reportaje completo

nº 81 >>
página 6

verdeesvida nº 81