Allium: la música de las esferas (2ª parte)

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Allium: la música de las esferas (2ª parte)

Las esferas florales de los allium ofrecen una gran variedad de colores y tamaños, y además persisten en otoño ya secas como cabezas de semillas. En esta segunda parte del artículo de Verde es Vida te contamos las características de nueve especies y cultivares. Recuerda que hasta febrero puedes plantarlos en tu jardín y tiestos. Busca los bulbos en tu centro de jardinería.

ALLIUM ‘GLOBEMASTER’

Flor: Mayo-Junio

Altura de la flor: 70-90 cm

Situación: Pleno sol

Rusticidad: -29º (zonas 5-9)

Es uno de los allium más espectaculares. Sus estructuras florales son tan enormes como las del Allium christophii, y tan altas, esféricas, densas y coloridas como las del ‘Purple Sensation’. Además, a diferencia de otros allium, sus hojas se mantienen verdes y brillantes incluso durante la floración, que se prolonga hasta cuatro semanas. Desde mediados de mayo aporta un vibrante colorido y una llamativa estructura al jardín hasta que estallan las vivaces de floración estival. Tienes la foto en la columna de la derecha.

 

ALLIUM SPHAEROCEPHALON

Flor: Julio-Agosto

Altura de la flor: 60-90 cm

Situación: Pleno sol

Rusticidad: -40º (zonas 3-7)

Silvestre en nuestros campos, este allium emite flores ovaladas que empiezan siendo verdes y acaban de un rojo intenso. Son mucho más pequeñas que las de otros allium pero resultan muy valiosas al aparecer bastante más tarde que la mayoría. Esparcidos a lo largo del jardín crean un luminoso acento vertical durante la floración, que dura muchas semanas. También producen un bonito efecto plantados en grupos de no menos de nueve individuos a lo largo de la plantación. Tienes la foto en la columna de la derecha.

 

ALLIUM ‘PURPLE SENSATION’

Flor: Mayo-Junio

Altura de la flor: 70-90 cm

Situación: Pleno sol

Rusticidad: -34º (zonas 4-9)

La esfera perfecta, compacta y de buen tamaño de las flores de esta variedad de Allium hollandicum la hacen merecedora de ser llamada sensación púrpura. Su floración desde mediados de mayo facilita en el jardín una transición colorida entre el decaimiento de las especies que florecen a comienzos de la primavera y el esplendor de las que lo hacen a principios del verano. Sus hojas se marchitan con rapidez al inicio de la floración, por lo que debe ser plantado entre otras vivaces. Tienes la foto en la columna de la derecha.

 

ALLIUM MOLY

Flor: Mayo-Junio

Altura de la flor: 25-30 cm

Situación: Pleno sol

Rusticidad: -40º (zonas 3-7)

Es una planta vigorosa de pequeña altura con densos racimos de flores estrelladas de color amarillo dorado. Sus inflorescencias, aun siendo menos llamativas que las de otras especies, permiten conseguir efectos más sutiles y cálidos en el jardín. Plantados en gran número en una matriz de gramíneas, su follaje verde grisáceo y su floración crearán un vivo contraste de color y textura durante la primavera. La flor seca desaparece lentamente a lo largo del verano. Tienes la foto en la columna de la derecha.

 

ALLIUM CERNUUM

Flor: Junio-Julio

Altura de la flor: 30-45 cm

Situación: Pleno sol o sombra

Rusticidad: -34º (zonas 4-9)

En vez de una esfera de flores estrelladas, este allium produce un racimo colgante de florecillas acampanadas de color entre rosa y lila. Es especialmente interesante en plantaciones de estilo naturalista donde podrá reproducirse mediante sus semillas formando grandes grupos. Sus hojas estrechas también contribuyen al atractivo de la planta durante un largo período que se extiende hasta finales del verano. Puede crecer a pleno solo o en sombra, lo ideal en climas cálidos. Tienes la foto en la columna de la derecha.

 

ALLIUM ATROPURPUREUM

Flor: Junio-Julio

Altura de la flor: 50-70 cm

Situación: Pleno sol

Rusticidad: -34º (zonas 4-9)

Su crecimiento alto y vertical y el color entre granate y púrpura de sus flores hacen de este allium una de las especies más interesantes. Cada tallo está coronado por un racimo de pequeñas flores de pétalos violetas que rodean un centro que va de púrpura a casi negro. Esta disposición crea un vibrante contraste de color que destacará sobre el follaje de las vivaces y arbustos que lo rodeen. Su flor seca parece una esfera flotante de pequeñas canicas verdes. Tienes la foto en la columna de la derecha.

 

ALLIUM SICULUM

Flor: Junio-Julio

Altura de la flor: 90-120 cm

Situación: Pleno sol o sombra parcial

Rusticidad: -29º (zonas 5-9)

Un racimo de flores acampanadas que se abaten hacia el suelo en el extremo de un elevado y fuerte tallo aporta a este allium un aspecto espectacular e inusual. Una vez que las flores son polinizadas las cápsulas de semillas se yerguen hacia el cielo con el aspecto de las torres de un castillo de cuento. El color también es diferente al de cualquier otro allium: cada flor es de tono crema con matices violetas superpuestos, lo que proporciona a esta planta una belleza sutil. Tienes la foto en la columna de la derecha.

 

ALLIUM NIGRUM

Flor: Junio-Julio

Altura de la flor: 45-60 cm

Situación: Pleno sol

Rusticidad: -34º (zonas 4-9)

Pese a su nombre latino este allium no es en absoluto negro. Sus inflorescencias son un racimo esférico de multitud de pequeñas flores estrelladas de color blanco cremoso. Cada flor tiene en su centro un ovario que parece una pequeña perla verde o en ocasiones negra (de ahí el nombre). La esfera floral, algo achatada en la cima, aporta textura y estructura al jardín durante muchas semanas. Se recomienda plantarlo en grupos de 10 a 15 ejemplares. Busca la foto en Verde es Vida nº80, página 9 (hemeroteca online).

 

ALLIUM CHRISTOPHII

Flor: Mayo-Junio

Altura de la flor: 30-40 cm

Situación: Pleno sol

Rusticidad: -29º (zonas 5-9)

Se lo conoce como estrella de Persia, lo que dice mucho sobre su calidad. Su inflorescencia esférica y de color violeta es enorme (hasta de 20 centímetros de diámetro) y creará un marcado contraste con cualquier otra planta que crezca a su alrededor. Sus capullos de color verde alimonado son muy atractivos y la flor seca marrón oscura aportará estructura al jardín durante todo el verano. Conviene plantarlo aislado o en grupos de hasta tres ejemplares esparcidos por el jardín. Busca la foto en Verde es Vida nº80, página 9 (hemeroteca online).

 

Ver 1ª parte

 

Nuestro agradecimiento a Miguel Recio, autor del blog Arañazos en el cielo, por aportarnos en este artículo su conocimiento y experiencia en el cultivo de allium en su jardín.


Pasada la floración, los allium dejan una cabeza de semillas muy decorativa, que aporta interés al jardín durante el otoño. Copyright: iStock

Allium ‘Globemaster’

Allium ‘Globemaster’

Grandes y densas esferas florales de color rosado caracterizan a este espectacular allium.
Foto: iStock

Allium sphaerocephalon

Allium sphaerocephalon

Allium sphaerocephalon en flor en pleno julio. Sus cabezas florales son pequeñas y mezclan muy bien con las gramíneas.
Foto: Louise Joly

Allium ‘Purple Sensation’

Allium ‘Purple Sensation’

En el jardín, este allium de grandes flores produce una verdadera sensación púrpura.
Foto: Ukgardenphotos

Allium moly

Allium moly

El color amarillo brillante de las flores de este allium produce un cálido efecto en el jardín.
Foto: Andrey Zharkikh

Allium cernuum

Allium cernuum

Más que una esfera, este allium produce un racimo colgante de florecillas rosadas.
Foto: Dan Mullen

Allium atropurpureum

Allium atropurpureum

Cada tallo de este allium acaba en una flor entre granate y púrpura.
Foto: Kerry Woods

Allium siculum

Allium siculum

Uno de los allium más singulares, con flores acampanadas de tono crema con matices violetas.
Foto: Anna Goben

Reportaje completo

nº 80 >>
página 6

verdeesvida nº 80