La comida según el perro

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

La comida según el perro

Una alimentación sana y equilibrada es crucial para el buen desarrollo de cualquier perro. Pero, ¿un pastor alemán tiene las mismas necesidades que un teckel? ¿Un animal mayor se ha de nutrir igual que uno joven? Las buenas marcas de alimentación para mascotas tienen la respuesta.

Como no todos los perros son iguales, tampoco puede serlo su dieta. Es puro sentido común. Cada raza tiene unas necesidades particulares y específicas que hay que cubrir para garantizar que la salud del animal sea óptima y su vida longeva.

 

Las grandes marcas de alimentos para mascotas se esfuerzan cada vez más para diseñar productos adaptados para proporcionarles una alimentación completa y equilibrada, siempre en su justa medida. La raza del animal, su edad e incluso su tamaño son aspectos fundamentales a la hora de elegir el alimento adecuado.

 

Para elegir el alimento adecuado han de tenerse en cuenta la raza del animal, su edad, su tamaño y características como su rutina.
Pero también influyen otras características de la mascota, en especial su rutina. Si es muy activa y hace mucho ejercicio, necesitará más proteínas y grasas, por ejemplo, que un perro que tenga una vida más sedentaria y no queme tantas calorías, ya que podría desarrollar obesidad.

 

Los nutrientes esenciales

Las proteínas son muy importantes para la buena alimentación del perro: son los nutrientes que aportan los aminoácidos básicos, necesarios para el crecimiento y la formación de todos los tejidos. Pero no se trata de basar la dieta en el consumo de proteínas cárnicas. El perro es omnívoro y los alimentos vegetales le aportan también una serie de proteínas necesarias. Hay que prestar atención a que los alimentos sean ricos en aminoácidos esenciales.

 

Las vitaminas son catalizadores de distintas reacciones químicas y desempeñan funciones como mantener sanos la piel, el pelo, la vista o los huesos.

 

Los minerales cumplen funciones reguladoras y estructurales e intervienen en la formación del tejido óseo (calcio), en la transmisión neuromuscular (magnesio)... y son necesarios en proporciones pequeñas para el buen funcionamiento del organismo en general.

 

Los ácidos grasos esenciales proporcionan energía y mantienen la piel y el pelo sanos. Además, hacen sabrosas las comidas y ayudan a la absorción de algunas vitaminas.

 

Los carbohidratos brindan energía inmediata y la fibra que contienen ayuda a la digestión y al buen funcionamiento intestinal.

 

• Últimamente, los fabricantes incorporan también en muchos piensos, sobre todo los dirigidos a perros mayores, algunos elementos que funcionan como antioxidantes: retrasan el envejecimiento y la generación de radicales libres, y aumentan las defensas.

 

¿Qué tipo de comida elegir?

La gran oferta de alimentación canina disponible hoy en los centros de jardinería se divide básicamente en tres tipos: húmeda, semihúmeda, y seca o pienso. La comida seca o pienso es la más recomendada por los expertos ya que es la más completa nutricionalmente. Contiene una cantidad importante de calorías, alrededor de un 25% de proteínas y, además, es más económica y se puede comprar en grandes cantidades y conservarla mucho tiempo.

 

La comida semihúmeda no ofrece un porcentaje tan alto de proteínas (21%) y contiene menos kilocalorías. Al tener un nivel de humedad bastante alto su textura es suave y resulta fácil de masticar, por eso a los perros les gusta mucho. Pero es más cara y las raciones deben ser más abundantes que las de comida seca.

 

La húmeda contiene tres cuartas partes de agua y una menor cantidad de proteínas (entre el 8 y el 15%, según la comida). Es la preferida de los perros porque es muy tierna y sabrosa. En cuanto a las calorías, contiene menos cantidad que las secas o semihúmedas, así que el perro deberá comer más para adquirir las que necesita. Hay que conservarla en el frigorífico una vez abierta, y resulta más costosa.

 

Cada uno de estos tipos de comida puede perfectamente proporcionar a las mascotas una dieta completa. Lo importante es suministrar las proteínas, calorías y demás nutrientes necesarios para el perro, en más o menos cantidad según la clase de alimento elegido.


 Información relacionada:

Una dieta para cada gato, Verde es Vida nº52, página 56 (ver en la web)

Lo importante es suministrarle al perro las proteínas, calorías y demás nutrientes necesarios, en mayor o menor cantidad según la clase de alimento elegido. El pienso seco se considera el más completo. Copyright: Matt Miller y Mandi Reynolds

Atención al etiquetado

Atención al etiquetado

Todas las claves que influyen en la elección del alimento más adecuado para cada perro deben aparecer detalladas en el envase. Estos datos ofrecen la garantía de que se trata de una comida completa, sana y equilibrada para el animal:
• Marca.
• Peso neto y fecha de caducidad.
• Especie y categoría del animal de destino: perros, adultos, gestantes, cachorros, razas concretas (yorkshire, teckel, caniche, bulldog, bóxer, labrador, pastor alemán)...
• Porcentaje de nutrientes: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.
• Lista de ingredientes: identifica las fuentes de donde se obtienen los nutrientes y van listadas de acuerdo al peso y en orden descendente.
• Dosificación o ración diaria orientativa.
• Fabricante o distribuidor, con información completa y datos de contacto.

Reportaje completo

nº 51 >>
página 46

verdeesvida nº 51