Ponle color a tu Navidad

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Ponle color a tu Navidad

Las fiestas navideñas empiezan en el momento en que comienzas a pensar en la decoración de tu casa. Son los detalles los que ponen ese especial acento en la decoración: el abeto, las bolas de colores, las guirnaldas de luces, las poinsettias, el múerdago, el acebo, las velas encendidas... permiten crear ese ambiente acogedor para celebrar en familia. ¡Juega a añadir toques novedosos y divertidos sin perder el espíritu tradicional de siempre! 

El espíritu navideño es, precisamente, cuestión de espiritualidad, de estrechar lazos familiares, de compartir entre amigos, y procurar que los buenos deseos enlacen con la Navidad siguiente. Pero también es diversión, espíritu lúdico, fiesta hogareña, regalos, niños... Por eso es importante la decoración, el escenario que ayuda a dar sentido a estas fechas entrañables que en el fondo le gustan hasta a los más gruñones.

 

Busca en tu centro de jardinería los adornos, luces, vajillas y plantas que vestirán tu casa en estas Fiestas. Deja que el encanto de la Navidad conquiste tu hogar de la mano de tu imaginación.
Cómo no, el diseño está desatado y los artículos ornamentales son cada vez más originales y divertidos, pero sin perder ese toque tradicional tan evocador de las navidades de antaño.

 

Muchos estilos

Para actualizar la decoración hay versiones renovadas de las bolas, de las guirnaldas y cintas para cubrir el árbol. Se llevan los rojos de siempre, pero también colores menos tradicionales, como los naranjas, plateados, imaculados blancos, azules, tonos pastel...

 

Pero hay imaginación para mucho más: no faltan las réplicas en tela de elementos naturales del bosque: hojas, flores, piñas... ni los colgantes de cristal. O adornos multiuso, pensados sobre todo para los niños, que decoran y a la vez son juguetes de aspecto tierno y bondadoso: muñecos de nieve, figuritas de Papá Noel, personajes de cuento...

 

Para las cenas más señaladas, con toda la familia reunida, existen lujosas versiones de centros, figuras de cristal, ramos, velas... 

 

Aroma de velas, perfumes evocadores

Y es que la Navidad se ve, huele y sabe. Los elementos naturales, como las flores secas, ramas de coníferas, piñas, castañas, nueces... son ideales cuando la intención es transmitir sensaciones sugerentes. Puedes recogerlos en tu jardín, en el campo, o adquirirlos en tu centro de jardinería. Colocados en bandejas o jarrones de cristal dan mucho juego.

 

Las cestas de mimbre y los cuencos de madera siguen siendo una opción especialmente de moda. Y no pueden faltar las velas aromáticas, cada vez de formas, estilos decorativos y tamaños más variados. Elige un aroma estimulante para crear composiciones olfativas armoniosas.

 

Y para despertar el gusto, nada como salpicar las mesas con bandejas repletas de higos, dátiles, ciruelas, frutos secos...

 

La Navidad se acerca: es momento de empezar a imaginar cómo le darás la bienvenida.


 Información relacionada:

• Poinsettias: una Navidad llena de estrellas, Verde es Vida nº65, página 22 (ver en la web)

En todos los números de otoño-invierno de Verde es Vida encontrarás artículos dedicados a la Navidad con muchas fotos para inspirarte. Búscalos en la hemeroteca online de esta web.

Los colores del Ártico y su atmósfera de auroras boreales, mágica y deslumbrante, pueden inspirarte una decoración navideña de lo más sugerente. Copyright de todas las fotos: Kaemingk

Chic alpino

Chic alpino

La casa y el árbol de Navidad se visten de rojos, blancos y bronces para evocar un paisaje de montañas nevadas y el interior cálido de una cabaña de madera donde toda la familia se reúne junto al fuego. Basta combinar los diseños de estilo suizo —jacquard incluido— con adornos de cristal para conseguir una ambientación navideña tan alpina como chic.

El Lago de los Cisnes

El Lago de los Cisnes

El célebre ballet de Chaikovski inspira esta seductora propuesta decorativa de tonos suaves, basada en los objetos de estilo vintage, las bolas de cristal lilas, blancas y plateadas, los candelabros y coronas blancos y las rosas de tela. Para una Navidad con un toque romántico.

La alegría de la polka

La alegría de la polka

La Navidad es sobre todo una fiesta para los niños. Mezcla y combina con la ayuda de los más pequeños los colores más vivos —rojo, rosa chicle, turquesa, violeta— en forma de divertidas figuras de fieltro, casitas de tela, llamativas bolas para colgar del abeto, calcetines para la chimenea... ¡No hay nada más alegre para adornar el árbol y la casa!

Luces del Norte

Luces del Norte

Bolas y estrellas transparentes, guirnaldas blancas, dibujos escarchados, la silueta de un pájaro... todo en suaves azules, blancos de nieve, plateados y grises; detalles que te ayudarán a crear un ambiente navideño lleno de sosiego y calma.

Reportaje completo

nº 68 >>
página 16

verdeesvida nº 68