Jardines: color y belleza a prueba de calor y sequía (1ª parte)

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Jardines: color y belleza a prueba de calor y sequía (1ª parte)

La jardinería es una actividad tanto más placentera cuanto más se acierta en la selección de plantas. Abandonar las especies demasiado exigentes y escoger las que están mejor adaptadas a las condiciones del clima y la tierra del lugar donde se cultivan debería ser el primer mandamiento jardinero. El otoño es la época del año ideal para plantarlas.

La selección de vivaces y pequeños arbustos y subarbustos de flor resistentes al calor y la sequía que aparecen en este artículo se realizó con la colaboración de los paisajistas Miguel Urquijo y Fernando Martos, Oriol Batlle, director del centro de jardinería Batlle en Premià de Mar, Barcelona, y Rafael Salmerón, director del centro de jardinería Los Peñotes, en Madrid. Asimismo se han consultado las páginas web www.jardin-sec.com de Pépinière Filippi, ubicada en el sur de Francia, y Vivers Sala Graupera, en la provincia de Barcelona, y el libro Dream plants for the natural garden, de Piet Oudolf y Henk Gerritsen.

 

PREPARA EL SUELO PARA PLANTAR

Acondicionar correctamente el suelo es esencial para el éxito de la plantación. Labrar cuidadosamente la tierra para descompactarla es la operación clave, sobre todo si el terreno es seco. De esa forma las raíces profundizarán más rápidamente y la planta podrá resistir mejor la falta de agua. Si el suelo es demasiado rocoso se deberán abrir huecos quitando piedras y rellenarlos con tierra.

 

Las plantas en general, pero sobre todo las adaptadas a la sequía, no toleran el encharcamiento, sobre todo cuando hace frío en otoño e invierno. Por lo tanto, si el suelo es arcilloso o existen problemas de drenaje en el jardín será necesario resolverlos antes de plantar. En el caso de los suelos arcillosos se pueden descompactar y mezclar con arena de río, o plantar en caballones o montículos de unos 20-30 centímetros de altura.

 

Respecto al aporte de compost es esencial tener en cuenta el tipo de planta. Recuerda que las mediterráneas prefieren los suelos pobres.

 

PEROVSKIA ATRIPLICIFOLIA (Salvia rusa)

Flor: Junio-Octubre

Exposición: Sol

Rusticidad: -23º (zonas 6-9)

Código de sequía: 4 (de 6)

Altura: 80-120 cm

Extensión: 30-80 cm

Cuando está en flor, este arbusto formado por ramillas aterciopeladas muy finas y erectas de color blanco, crea una sensación de bruma azul lavanda gracias a sus largas y abiertas espigas de florecillas llenas de néctar, imán para las abejas y mariposas. Las hojas, largas y finas, son de un tono verde agrisado y huelen a salvia; según el clima pueden persistir en las plantas o caer. La perovskia más utilizada es la ‘Blue Spire’, un vigoroso híbrido de Perovskia atriplicifolia y Perovskia abrotanoides, que mantiene mejor la forma. Esta planta no solo es especialmente resistente a la sequía sino que necesita muy poco riego. Da lo mejor de sí en suelos secos, bien drenados y fértiles, incluso calizos. Padece con el exceso de humedad y los suelos arenosos y pobres. Necesita una poda severa al final del invierno. Crece rápidamente.

 

CENTRANTHUS RUBER (Milamores)

Flor: Mayo-Julio y Sept-Nov

Exposición: Sol y semisombra

Rusticidad: -15º (zonas 7-10)

Código de sequía: 4 (de 6)

Altura: 60-80 cm

Extensión: 50 cm

La valeriana roja o milamores es una vivaz originaria de la región mediterránea, de preciosa floración de color rosa tirando a rojo, en forma de panículas de aspecto ligero, ricas en néctar y por lo tanto muy atractivas para las abejas y mariposas. Forma matas muy ramificadas, que exhiben un follaje verde azulado, perenne o caduco según la dureza del clima. Adora el sol y el calor y le va bien cualquier suelo (mejor si no es muy rico), incluso calizo, pedregoso o rocoso, donde semilla sin dificultad. Es ideal para componer macizos entre plantas que disimulen su menor atractivo cuando está sin flor, rocallas y terrenos degradados. Se resiembra espontáneamente. El Centranthus ruber ‘Albus’ da flores blancas; es menos espectacular pero más fácil de combinar.

 

CATANANCHE CAERULEA (Hierba de Cupido)

Flor: Mayo-Agosto

Exposición: Sol y semisombra

Rusticidad: -29º (zonas 5-9)

Código de sequía: 4 (de 6)

Altura: 45-70 cm (en flor)

Extensión: 25-50 cm

Desde unas matas de apenas 10-15 centímetros de altura formadas por hojas alargadas y finas surgen las flores en capítulo de color azul al cabo de largos pedúnculos. Cuando mueren permanecen en la planta las brácteas plateadas del involucro. Las hojas son pequeñas, alargadas y estrechas, de tacto suave; persisten o caen según el clima. En el cultivar ‘Tizi n’Test’ las hojas tienen matices plateados y la floración es de tonalidad azul lavanda y especialmente abundante; en el otoño las plantas se ven como bellas masas plateadas. El cultivar ‘Major’ tiene el premio al Garden Merit de la Royal Horticultural Society. Este catananche es una vivaz de origen mediterráneo y aspecto silvestre, ideal para jardines de estilo naturalista, que prefiere los suelos secos, incluso calizos, y bien drenados.

 

PHLOMIS FRUTICOSA (Salvia de Jerusalén)

Flor: Abril-Mayo

Exposición: Sol

Rusticidad: -10º a -12º (zonas 8-10)

Código de sequía: 5 (de 6)

Altura: 1-1,50 m (en flor)

Extensión: 0,80-2 m

Forma matas vigorosas de largos tallos aterciopelados de color blanco, guarnecidos de hojas perennes de color verde agrisado y flores de un brillante color amarillo dispuestas en verticilos. Cuando están secas resultan muy decorativas y aportan atractivo al jardín durante el otoño y el invierno. El híbrido ‘Edward Bowles’ forma matas más bajas y es de hábito rastrero, con lo cual se puede usar como cubresuelos; tolera la semisombra y es menos resistente a la sequía (código 3) pero más rústico (-12º a -15º). El Phlomis italica, de matas más pequeñas (60 por 80 centímetros), es particularmente interesante por sus flores de color malva y su follaje ligeramente dorado. Son ideales para formar grandes macizos. Necesitan un suelo ligero, bien drenado, incluso alcalino. Soportan el aire marino. 

 

ERIGERON KARVINSKIANUS (Margarita cimarrona)

Flor: Marzo-Noviembre

Exposición: Sol y semisombra

Rusticidad: -10º a -12º (zonas 8-11)

Código de sequía: 3 (de 6)

Altura: 20-60 cm

Extensión: 30-60 cm

Las matas de esta vivaz semileñosa parecen nubes de pequeñísimas margaritas blancas o rosadas. En algunos climas florece todo el año. Puede perder el follaje si sufre una sequía severa, mucho calor o temperaturas por debajo de -5º, pero rebrotará en otoño. Admite cualquier suelo, incluso pobre y calcáreo, siempre que sea ligero y drene bien. Puede vivir en los resquicios de las piedras o los muros con un mínimo de sustrato. Tolera el aire del mar. Crece rápidamente y se resiembra con gran facilidad, sobre todo en los climas suaves. Conviene aportarle estiércol compostado todos los años para que florezca en abundancia. Ver ficha.

 

ROSMARINUS OFFICINALIS ‘PROSTRATUS’

Flor: Marzo-Mayo

Exposición: Sol y semisombra

Rusticidad: -10 a -12º (zonas 8-11)

Código de sequía: 4

Altura: 30-40 cm

Extensión: 1-2 m

Este romero rastrero es mucho más florífico que la especie tipo y especialmente atractivo por su porte colgante, lo que permite usarlo como cubresuelos para tapizar taludes o derramarse desde lo alto de un muro de piedra, una rocalla o un tiesto grande. Entre los innumerables cultivares de romero (incluso de flores blancas o rosadas) destaca ‘Boule’, más redondeado pero también rastrero, y más rústico (-12º a -15º). Estos arbustos viven bien en cualquier tipo de suelo, incluso calizo, con preferencia por los secos, arenosos y bien drenados. Es ideal para los jardines de bajo riego y de costa. Su demanda de nutrientes es baja.

 

Ver 2ª parte


Más información:

Jardines exuberantes… de bajo riego, Verde es Vida nº76, página 6 (ver en la web).

Las tonalidades azul pastel y violetas de las Perovskia atriplicifolia y la Salvia nemorosa dominan en la floración de verano de este jardín de bajo riego en Castilla-La Mancha diseñado por Fernando Martos. Copyright: Fernando Martos Paisajista

Ten en cuenta la rusticidad de tu zona

Ten en cuenta la rusticidad de tu zona

Según el clima de la zona donde se cultiven, las plantas no solo deberán resistir el calor y la sequía que caracterizan el verano en la mayor parte de la Península y las islas, sino también ser capaces de sobrevivir a las heladas del invierno y la primavera temprana. Por ello, muchas plantas que se pueden cultivar en la costa mediterránea son inviables en el centro de España. Es clave, por lo tanto, considerar su rusticidad, es decir, su capacidad de resistencia al frío. Fíjate en este mapa. También debes tener en cuenta que en las ciudades, debido a la acumulación de calor, las temperaturas suelen ser menos bajas.
Mapa basado en el de José Manuel de Lorenzo-Cáceres, en la web www.arbonesornamentales.es

Perovskia atriplicifolia

Perovskia atriplicifolia

Cuando está en flor (de junio a octubre) la salvia rusa produce una sensación de bruma de color lavanda por sus largas y abiertas espigas de florecillas. Las hojas, de un tono verde agrisado, desprenden un suave olor a salvia.
Foto: John Hagstrom

Centranthus ruber

Centranthus ruber

La valeriana roja o milamores adora el calor y el sol y va bien en cualquier tipo de suelo. Su floración en panículas de aspecto muy ligero es de color rosa tirando a rojo y atrae a las mariposas y las abejas. Las hay de flores blancas.
Foto: Jon Sullivan

Catananche caerulea

Catananche caerulea

Al morir las flores en forma de capítulos azules de la hierba de Cupido, permanecen en las matas las brácteas, de forma que en el otoño se ven como matas de aspecto plateado. Es una vivaz mediterránea ideal para jardines de aspecto naturalista.
Foto: Steve Wedgewood

Phlomis fruticosa

Phlomis fruticosa

La salvia de Jerusalén produce largas varas con flores amarillas en verticilos, es decir agrupadas en torno a un mismo punto del tallo. Al secarse resultan muy decorativas.
Foto: Urquijo-Kastner Estudio de Paisajismo

Erigeron karvinskianus

Erigeron karvinskianus

Las nubes de pequeñísimas margaritas blancas y rosadas de esta vivaz semileñosa surgen sin parar desde marzo a noviembre. Puede vivir en cualquier tipo de suelo ligero y drenado.
Foto: Mille d’Orazio

Rosmarinus officinalis ‘Prostratus’

Rosmarinus officinalis ‘Prostratus’

Este romero rastrero produce más flores que la especie tipo y puede extenderse por el suelo o colgar desde una rocalla o un tiesto grande. Es ideal para los jardines de bajo riego y de costa. Demanda pocos nutrientes.
Foto: Mille d’Orazio

Reportaje completo

nº 79 >>
página 6

verdeesvida nº 79