Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Solo en el medio natural

Flor: otoño-invierno

Hoja perenne

Temperatura media y alta

Mucha luz en sombra parcial

Sustrato para cactus o crasas

Regar cuando el suelo esté seco

DE LOS ACANTILADOS VOLCÁNICOS

Alula, haha y olulu son algunos de los nombres indígenas que recibe en el archipiélago de Hawai la Brighamia insignis. También recibe otros menos exóticos pero más descriptivos: cabbage-on-a-baseball- bat y cabbage-on-a-stick, es decir: col sobre un bate de béisbol y col sobre un palo. También la llaman vulcan palm por su querencia por las rocas volcánicas, típicas del archipiélago; su hábitat favorito son los acantilados rocosos barridos por el viento, especialmente en la isla Kauai, donde sus poderosas raíces le permiten aferrarse fuertemente al terreno. Dentro del género Brighamia, que rinde homenaje a William Tufts Brigham (1841-1926), geólogo y botánico que trabajó en Hawai, existe una segunda especie, B. rockii, de flores blancas.

Reportaje completo

nº 68 >>
página 42

verdeesvida nº 68

PLANTAS DE INTERIOR

Brighamia insignis

Palmera hawaiana

Descripción

Endémica de las islas Hawai, donde está gravemente amenazada de extinción en su estado silvestre, la Brighamia insignis es una preciosa campanulácea con aspecto de palmera que se adapta muy bien a la vida dentro de casa. Sus grandes hojas de color verde tierno forman un cogollo en lo alto del tronco, del que sobresalen flores de color amarillo pálido al cabo de largos pedúnculos. Su período de floración abarca el otoño y el invierno. Los ejemplares en contenedor suelen tener entre 50 y 70 centímetros de altura; en el suelo del jardín puede alcanzar fácilmente los dos metros.

 

Hojas y tronco

Las hojas de la palmera hawaiana son perennes (aunque puede perderlas en caso de mucho frío o falta de agua), semicarnosas y grandes: miden entre 12 y 20 centímetros de largo y entre cinco y ocho de ancho. Exhiben nervaduras claras sobre un tierno color lechuga. El follaje surge en el extremo del tronco en forma de roseta. El tronco tiende a ensancharse en la base; en la parte superior luce las cicatrices blancas que dejan las hojas al desprenderse (deben eliminarse en cuanto amarillean).

 

Flores

Las delicadas flores de la Brighamia insignis son de un tenue color amarillo y exhalan una suave fragancia que recuerda a la madreselva o el azahar. Son tubulares, con cinco pétalos acabados en punta.

 

Cultivo

Necesita un lugar luminoso en sombra parcial y un suelo bien aireado y con buen drenaje, que impida el encharcamiento; las partículas de carbón vegetal mezcladas con la tierra son de gran ayuda, al igual que los sustratos para cactus o crasas. El tronco y las hojas le permiten reservar agua, de modo que debe evitarse el exceso de riego: se le debe administrar su moderada dosis de agua cuando el sustrato se vea ligeramente seco; en verano precisará riegos más frecuentes.

 

Cuidados

Si el lugar donde vive es muy seco y caluroso puede ser atacada por la araña roja; conviene revisar el envés de las hojas sobre todo en verano. Responde muy bien a la aplicación mensual de fertilizantes foliares, o de abonos de liberación lenta dos veces al año. Le gusta el nitrógeno, y el fósforo incentiva la floración (aplicar en junio).

 

Foto: Jason Sturner