Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Semillas

Flor: mayo-noviembre

Hoja perenne

Temperatura media y alta

Pleno sol

Suelo rico y bien drenado

Riego abundante

SOLAS O EN MACETONES COMBINADOS

Mezclando pentas de distintas tonalidades —blancas, rojas y rosadas, por ejemplo— en un parterre o macizo del jardín o un gran contenedor, se puede obtener un conjunto de gran efecto ornamental, capaz de irradiar vida y color allí donde se halle. Pero además, con las pentas y otras plantas de requerimientos similares es posible conseguir macetones combinados sumamente atractivos. Por ejemplo, plantándolas en compañía de petunias, surfinias, calibrachoas, verbenas, hiedras, cóleos, margaritas, escévolas, senecios... Cultivarlas en tiesto tiene la ventaja de poder llevarlas a cubierto a un sitio soleado y con humedad ambiental al llegar los primeros fríos, y devolverlas al exterior en primavera una vez que haya pasado el riesgo de heladas.

Reportaje completo

nº 73 >>
página 41

verdeesvida nº 73

PLANTAS DE FLOR

Pentas lanceolata

Pentas

Descripción

Esta planta vivaz oriunda de Yemen y África oriental es ideal para llenar de color los parterres y macizos del jardín o las jardineras de la terraza. En las zonas de clima cálido o templado puede dar flores gran parte del año, inclusive en invierno (-1°, zona 10); en otras áreas climáticas suele tratarse como anual y desecharse tras la floración. Las matas son densas y abiertas; pueden extenderse a lo alto y a lo ancho entre 60 centímetros y un metro. También se pueden encontrar pentas en forma de arbusto erguido, o de arbolito de largo tronco coronado por una copa en forma de esfera.

 

Hojas

Las matas de las pentas están formadas por ramillas leñosas erectas. Las hojas son elípticas o lanceoladas, grandes (hasta de 15 centímetros), de color verde intenso y con nervaduras muy marcadas. El envés de las hojas y los tallos tiernos son levemente pubescentes.

 

Flores

Desde mediados de la primavera genera incesantemente corimbos de color rojo, carmesí, magenta, rosa, malva o blanco. Las flores son pequeñas campanas que se abren en cinco pétalos (de allí el nombre) acabados en punta; en algunos cultivares el centro puede ser más claro o más oscuro. Su néctar atrae a las mariposas y abejas. La floración se interrumpe a mediados del otoño con la bajada de las temperaturas. Produce cápsulas de semillas (la siembra debe efectuarse en primavera).

 

Cultivo

Las pentas necesitan mucho sol para florecer generosamente; también pueden adaptarse a la sombra parcial, aunque darán menos flores. Deben ser protegidas de las heladas. Exigen un sustrato con buen drenaje; si es rico y fértil, mucho mejor. Soportan las altas temperaturas siempre que reciban riego abundante; el resto del año ha de ser moderado. Conviene dejar que el sustrato se seque un poco entre riegos; no se deben encharcar.

 

Cuidados

Si reciben abono para plantas de flor durante el periodo productivo y se pinzan las flores marchitas, la producción será más abundante. Se han de podar al final del invierno para que puedan rebrotar con fuerza. Las pentas pueden verse afectadas por los pulgones y la araña roja, que suelen combatirse con el mismo fitosanitario.  

 

Foto: AECJ