Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Frutos: guindillas en otoño e invierno

Flor: primavera

Hoja perenne

Temperatura alta

Pleno sol o sombra ligera

Suelo rico, suelto y bien drenado

Riego moderado

EL PICOR DE LA CAPSAICINA

Los frutos de la guindilla ornamental son extremadamente picantes y su jugo puede producir irritación de la piel, las mucosas y los ojos si se manipulan sin precauciones. Las plantas deben colocarse fuera del alcance de los niños. La sustancia responsable del poder picante de las guindillas es la capsaicina. Su grado de picor se mide con la escala de unidades Scoville. Si el pimiento dulce ocupa el grado cero, los chiles jalapeños, por ejemplo, se sitúan entre las 2.500 y 8.000 unidades, y el célebre chile habanero entre las 100.000 y 580.000. Pero hay uno aún más picante: el naga jolokia, de Assam (India), que va de las 855.000 a las 1.041.427.

Reportaje completo

nº 62 >>
página 38

verdeesvida nº 62

PLANTAS DE FLOR

Capsicum annuum

Guindilla ornamental

Descripción

Dentro de la especie Capsicum annuum, a la que pertenecen pimientos, ajíes y guindillas, existen variedades ornamentales de frutos no comestibles, que pueden cultivarse, según la época del año, en una terraza o patio, o dentro de casa. Aunque la especie es oriunda de América Central y del Sur, se trata en este caso de híbridos. Son de comportamiento anual, es decir que completan todo su ciclo a lo largo del año y mueren después de dar los frutos.

 

Hojas

Un color verde muy oscuro, casi azulado, caracteriza a las hojas. Las plantas son de porte compacto y denso follaje. Las que se venden en los centros de jardinería tienen entre 20 y 50 centímetros de altura y son de rápido crecimiento.

 

Flores y frutos

Las guindillas florecen en primavera y fructifican en otoño-invierno, aunque hoy se encuentran ejemplares con frutos todo el año. Las flores son pequeñas estrellas blancas solitarias. Los frutos ofrecen colores y formas muy diversos: desde el crema al morado, pasando por todos los matices del amarillo, el naranja y el rojo; redondeados, cónicos o alargados, pequeños o grandes, pero siempre lustrosos.

 

Cultivo

Necesitan un sustrato rico pero suelto y bien drenado, de textura franco arenosa, y una temperatura cálida constante (21-24 grados) para que los frutos se mantengan más tiempo. No resisten las heladas ni toleran las corrientes de aire frío (USDA 9-12). Si se cultivan en interiores, deberá ser en un sitio donde reciban sol directo al menos unas horas al día. Se reproducen por semillas.

 

Cuidados

Precisan agua de forma regular, pero dejando que el sustrato se seque entre riegos. Un sustrato muy húmedo o muy seco provoca la caída de las hojas. Las guindillas ornamentales pueden ser atacadas por la araña roja en ambientes muy secos; sin embargo, la humedad ambiental excesiva también las perjudica. Durante los meses de actividad conviene darles abono, aunque solo hasta que empiezan a fructificar. Si se cultivan al aire libre habrá que protegerlas en invierno con campanas o túneles de plástico.

 

Foto: Carlota Ortí