Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Flor: invierno-primavera

Hojas perennes

Temperatura media-baja

Mucha luz, sin sol directo

Suelo rico, profundo y bien drenado

Riego abundante, sin encharcar

NOTA DE COLOR CICLAMEN

Esta planta ha dado nombre a un color rosa intenso con visos violetas: el color ciclamen, tan apreciado por diseñadores de moda como Christian Lacroix.
En su hábitat natural, el C. persicum crece en las nieves de las Alturas del Golán, en Israel, pero también entre las lápidas del cementerio turco de la isla de Rodas, en el Egeo. El ciclamen de las Cícladas figura en la composición de perfumes.
Sin embargo, su tallo subterráneo guarda un activo tóxico de potente efecto purgante; será por eso que en el lenguaje de las plantas, esta bella flor comunica desconfianza.
Más información en www.cyclamen.org (en inglés).

Reportaje completo

nº 56 >>
página 43

verdeesvida nº 56

PLANTAS DE FLOR

Cyclamen persicum

Ciclamen, Violeta de los Alpes, Violeta persa

Descripción

El género Cyclamen abarca unas 20 especies de plantas de flor típicas del invierno. Entre ellas figura el popular C. persicum, conocido también como violeta persa o violeta de los Alpes, aunque sin ningún parentesco con las violetas. Esta vivaz que suele emplearse como anual es una herbácea tuberosa originaria del Mediterráneo oriental. Sus numerosos cultivares híbridos se usan en interiores, pero también en los jardines.

 

Flores

Esta pequeña planta destaca por sus vistosas flores de distintos tonos rosados, blanco, rojo, púrpura… con pétalos aterciopelados más oscuros en la base, que se pliegan hacia arriba. Las yemas florales suelen surgir desde finales del otoño hasta la primavera.

 

Hojas

Grandes y redondeadas o en forma de corazón, las hojas son coriáceas, verdes por el haz y rojizas por el envés, y presentan decorativos dibujos agrisados. Las hojas crecen sobre largos pecíolos que surgen de un punto en el tallo tuberoso.

 

Cuidados

Pese a tener fama de difícil, el ciclamen vive mucho tiempo si se tienen en cuenta sus necesidades: un lugar fresco (no más de 18º y no menos de -5º) y luminoso, sin sol directo, y un ambiente húmedo; no soporta la calefacción ni la sequedad que produce. No se deben mojar las hojas ni las flores; lo mejor es suministrarle agua en el plato para que la absorba por los agujeros de drenaje del tiesto, y eliminar la sobrante. El sustrato no se debe secar, pero el exceso de agua puede propiciar la podredumbre. Las flores y hojas marchitas deben eliminarse.

 

De interés

Los cultivares de ciclamen lucen en el interior como ejemplares solitarios o en cestas de flores, pero también en el exterior. Los parterres del paseo de Recoletos, en Madrid, suelen lucir en los meses más fríos bellos tapices de estas flores.

 

Foto: Morel/Grup Roig