Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Cápsulas aladas

Flor: de la primavera al otoño

Hoja perenne

Temperatura media o alta

Pleno sol o semisombra

Cualquiera, rico y bien drenado

Riego regular, abundante en verano

LA ‘HIERBA LECHERA’ DEL CABO

En su hábitat natural, la generosa floración de la Polygala myrtifolia es capaz de sortear la dureza del clima costero tanto como la sequedad del interior de la región del Cabo, en Sudáfrica, desde las montañas Bokkenveld, en el oeste, a la provincia de Kwazulu-Natal, sobre el Índico. Esta capacidad adaptativa y su rendimiento se han convertido en la clave de su éxito en jardinería. En su región nativa existe también una Polygala myrtifolia de flores blancas y hojas de una suave tonalidad plateada. Estas especies pertenecen a una familia —Polygalaceae— que debe su nombre a las palabras griegas poly, que significa mucho, y gala, leche, por la capacidad de algunos de las 950 especies de sus 17 géneros de producir una savia lechosa.

Reportaje completo

nº 69 >>
página 40

verdeesvida nº 69

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Polygala myrtifolia

Poligala

Descripción

Este florífero arbusto de origen sudafricano produce racimos de flores de color malva desde la primavera hasta la llegada de los primeros días del invierno, e incluso durante todo el año en las regiones más propicias. Ya que que sufre cuando las temperaturas bajan de -5° (USDA 9), el área mediterránea y las zonas menos frías del litoral atlántico son el hábitat ideal de la Polygala myrtifolia. Tolera el aire del mar y soporta el viento, por lo que resulta perfecta para jardines costeros. Mantiene el follaje todo el año. Crece rápidamente.

 

Hojas

Forma arbustos muy ramificados de 0,5 a 1,5 metros de altura, de porte redondeado. En los centros de jardinería la encontrarás muchas veces podada en forma de arbolito, con un tallo leñoso delgado aunque muy resistente. Las hojas son muy pequeñas, estrechas y ovaladas, parecidas a las de algunas mirtáceas, de allí el nombre de la especie. Forman un denso follaje de color verde claro u oscuro que ofrece un perfecto contraste a las flores.

 

Flores

Las flores consisten en dos pétalos de color malva o púrpura unidos formando un ángulo abierto, como las alas de una mariposa, con un llamativo mechón de estambres más claros en la quilla. Se agrupan en racimos.

 

Cultivo

Necesita sol para florecer en abundancia. El sustrato puede ser neutro, ácido o alcalino, siempre que sea ligero y con buen drenaje. Lo ideal es que sea fértil y fresco, pero esta especie también es capaz de vivir en suelos pobres y secos, y resistir periodos de sequía. Por ello se la considera apta para la xerojardinería.

 

Cuidados

La poligala es una planta de fácil mantenimiento. Agradece los riegos regulares, sobre todo en verano, y más aun si vive en una maceta. Si hiciera falta una poda para darle forma conviene que sea ligera y se efectúe al final del invierno, aunque estuviera en flor. Se multiplica por esquejes o semillas. En las zonas más frías o donde hiela se la debe proteger en invierno o llevarla a cubierto.

 

Usos

Se puede utilizar en el jardín en solitario, en macizos o formando setos, y en los tiestos de la terraza o el patio. 

 

Foto: Bambo