Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Sin valor ornamental

Flor: octubre-abril

Hoja perenne

Temperatura media o alta

Sombra parcial o pleno sol

Suelo ácido, rico, bien drenado

Riego medio

FLORES EN FORMA DE FLECOS

El nombre botánico, Loropetalum, describe la forma de las flores de este arbusto: pétalos (petalon, en griego) que recuerdan un flequillo o tiras muy finas (loron). Cada flor tiene entre cuatro y seis pétalos de entre uno y dos centímetros de largo. Surgen agrupadas en ramilletes que recuerdan una pequeña borla o pompón de flecos de papel. Son similares a las del Hamamelis mollis, el nogal de las brujas o avellano mágico, cuyas flores amarillas aparecen en pleno invierno. El Loropetalum chinense rubrum es, en concreto, una variedad nativa de la provincia china de Hunan, donde fue descubierta en 1928. Ha dado pie a numerosos cultivares de flores y follaje muy atractivos. El ‘Ruby’ es de porte compacto, hojas color rubí y flores de un vivo tono ciclamen.

Reportaje completo

nº 72 >>
página 40

verdeesvida nº 72

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Loropetalum chinense var. Rubrum

Loropetalum

Descripción

Chino de origen, como señala su nombre específico, este arbusto de bello follaje perenne es pariente de los hamamelis, con los que comparte un tipo de flor que se caracteriza por unos largos y finos pétalos en forma de flecos. Suelen ser blancas, pero en los numerosos cultivares de la variedad Rubrum son siempre rosadas o magentas y perfumadas. La especie tolera en general hasta -9º, pero si goza de la protección de una pared orientada al norte es capaz de soportar hasta -17º (zonas 7-10). Exige escaso mantenimiento. Su ritmo de crecimiento es medio y las matas pueden desarrollarse hasta 1,5 metros de altura por dos metros de ancho.

 

Porte y follaje

Forma arbustos muy ramificados y abiertos de porte redondeado. Uno de sus grandes atractivos es su follaje persistente, formado por hojas ovaladas acabadas en punta; son verdes, con tonalidades cobrizas, rosadas y púrpuras cuando son nuevas, y verde aceituna al madurar (en la foto, el cultivar ‘Razzleberry’). Los nuevos brotes, por lo general pubescentes, surgen entre el final del verano y el otoño. En el cultivar ‘Burgundy’ las hojas son rojizas al principio, luego verdes con matices púrpuras, y rojas en otoño. En el cultivar ‘Chiang Nian Hong’ son siempre de un color púrpura casi negro.

 

Flores

Las flores recuerdan una borla de flecos desordenados (ver texto de la izquierda). El Loropetalum chinense florece generalmente desde finales del invierno hasta abril, aunque hay cultivares, como el ‘Ming Dynasty’, cuya floración comienza en octubre y se extiende hasta marzo.

 

Cultivo y cuidados

Es preferible situarlo en sombra parcial sobre todo en las zonas de la mitad sur de la Península. El sustrato ha de ser ácido, rico, humífero y con buen drenaje; un suelo con un pH normal o alto puede producirle clorosis. Necesita riego medio; las plantas jóvenes deben estar bien regadas. No es muy sensible a las plagas, pero hay que estar alerta con los pulgones y la araña roja. Se lo puede podar ligeramente al final del verano para devolverle la forma y limpiarlo de ramas muertas.

 

Usos

Puede usarse en el jardín en solitario o en macizos y setos informales, y en los tiestos de la terraza o el patio.

 

Foto: Scott.zona