Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Flor: abril-junio

Hoja caduca

Temperatura media o baja

Pleno sol

Cualquier sustrato, bien drenado

Riego moderado

DEL AMOR FRATERNAL

Originaria del Cáucaso y el sureste de Europa, la celinda debe su nombre genérico, Philadelphus, al griego philos, amor, y adelphos, hermano: amor fraternal. Al parecer, su origen se remonta a un faraón de origen griego: Ptolomeo II Philadelphus, que reinó en el siglo III a.C. Según la costumbre egipcia se casó con su hermana, lo que fue imitado por la mayoría de sus sucesores. Este Ptolomeo se hizo rendir culto como divinidad en vida junto a su hermana-esposa, como dioses filadelfos, es decir, dioses-hermanos que se aman. Es la misma etimología del nombre de la ciudad norteamericana Filadelfia.

Reportaje completo

nº 63 >>
página 40

verdeesvida nº 63

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Philadelphus coronarius

Celinda

Descripción

Por su blanca floración y su agradable perfume cítrico, la celinda es uno de los arbustos más atractivos de la primavera. Esta caducifolia crece hasta los dos a tres metros de altura y adquiere un porte redondeado gracias a sus ramas arqueadas. Es de crecimiento rápido y cultivo fácil. Resiste el frío intenso y la sequía, siempre que no sea extrema.

 

Hojas

Las hojas son ovaladas y acaban en punta. Lucen en general un color verde intenso, aunque hay cultivares de follaje verde limón (variedad ‘Aureus’) e incluso variegado. Las hojas caen al llegar el frío.

 

Flores

Las fragantes flores de la celinda tienen cuatro pétalos redondeados, que rodean el pistilo y un mechón de estambres amarillos. Surgen en racimos terminales hacia finales de abril y duran hasta mediados de mayo e incluso junio, según el clima.

 

Cultivo

Prefiere un lugar en el sol, aunque también vive bien en semisombra especialmente en las regiones más cálidas. La celinda es una especie rústica que resiste grandes fríos (USDA 5, hasta -29º), aunque prefiere las temperaturas templadas. Una vez arraigada y pasado el primer año, resiste la sequía, aunque en esa circunstancia dará menos flores. En general, necesita riego moderado. Le va bien cualquier tipo de suelo, siempre que cuente con buen drenaje. Puede vivir en maceta, pero cuidando que no le falte agua sobre todo en verano.

 

Cuidados

Como todos los arbustos que dan flor en primavera, la celinda florece en la madera del año anterior, de modo que, en caso de necesitar poda, habrá que hacerlo una vez acabada la floración; si se podara más tarde se comprometería la del año siguiente. Se multiplica con facilidad por estacas de madera dura. En primavera agradecerá un aporte de abono granulado, y orgánico en otoño e invierno.

 

De interés

La celinda puede plantarse aislada, en grupo o mezclada con otras especies. Si es en un lugar de paso, mejor, para disfrutar de su perfume.