Anterior
enero
Siguiente

En el primer mes del año, la actividad con las plantas es mínima. Podar los rosales y prevenir las plagas son las labores más importantes. Es buen momento, entonces, para hacer planes de futuro también con el jardín para la próxima primavera: qué plantas comprar, cómo darle otro aire a ese rincón…

tareas generales del mes

Las tareas de enero resultan muy similares a las de diciembre:

 

✓ Podar. Si no lo has hecho en diciembre, no dejes pasar enero para ejecutar la poda más importante de los rosales de pie (fíjate en el apartado de la agenda Árboles, arbustos y trepadoras).


✓ Combatir las plagas. En enero, aprovecha para dar una nueva aplicación de aceite mineral antiplagas a los árboles.

 

✓ Plantar. Como en diciembre, puedes plantar todavía árboles y arbustos caducifolios, sobre todo si es a raíz desnuda, pero siempre y cuando la tierra no esté helada o empapada. También puedes plantar plantas de flor de temporada (fíjate en el apartado de la agenda Plantas de flor y pásate por tu centro de jardinería).

 

✓ Regar. Mantener húmedo el terreno evita que se compacte y contrarresta el efecto de las heladas, ya que aumenta la inercia térmica. Esto es especialmente importante para las plantas en tiesto. Riega en las horas centrales del día.

 

✓ Mullir y acolchar el terreno. El frío provoca el endurecimiento del sustrato: múllelo con la ayuda de una azada o azadilla y mantenlo acolchado con corteza de pino para evitar que se compacte.

 

✓ Protecciones. Vigila que las fundas, mantas de hibernación, pantallas cortavientos y demás protecciones contra el viento y el frío cumplen bien su función. Ventila los invernaderos, túneles y campanas los días de sol.

 

 

En todos los números de otoño-invierno de Verde es Vida encontrarás información y fotos sobre las tareas de enero.

 

Plantas
del mes

Viburnum sargentii


Helleborus niger


Bignonia venusta o Bignonia de invierno


Árboles, arbustos y trepadoras

Nueva aplicación de aceite

Los árboles necesitan ahora una nueva aplicación de aceite mineral mezclado con fungicida para mantener a raya las plagas de pulgones, cochinillas, escarabajos y hongos como la roya o el moteado. Empapa bien la corteza. Ver Verde es Vida nº68, página 50.

 

Poda los rosales de pie bajo

Si no lo has hecho en diciembre debes realizar ahora la poda más importante del año de los rosales de pie bajo, híbridos de té, floribunda y patio. De ella dependerá la floración principal de primavera y la forma de la planta. Aprovecha para eliminar las ramas muertas, débiles o mal orientadas que saturan el interior del rosal. No compostes estos restos de poda.

• Utiliza una tijera bien afilada, ajustada y limpia. El corte ha de ser oblicuo y neto, a unos tres milímetros por encima de una yema orientada hacia afuera. Es importante que no se astille la rama.

• Esparce abono completo o especial para rosales y entrecava ligeramente.

• Riega copiosamente y protege el cuello con mulching.

 

Quita la nieve y el hielo de las ramas

• No dejes que se acumule mucha nieve y hielo sobre los árboles, arbustos, setos y trepadoras del jardín. El exceso de peso podría quebrar las ramas de algunos ejemplares. Con la ayuda de una pértiga o una vara mueve las ramas para que la nieve caiga. Riega ligeramente el suelo para hacerla desaparecer.

• Si tus árboles y arbustos están cubiertos de hielo puedes intentar librarlos de él golpeando ligeramente el extremo de las ramas con una vara larga o una escoba hasta que la costra se rompa y caiga. Evita colocarte debajo del ejemplar. No intentes eliminar el hielo con agua; podría congelarse sobre la capa anterior y empeorar el problema.

otras tareas

Medidas contra las heladas

• Ante el riesgo de helada, lo mejor es que el suelo esté húmedo, ya que así contará con mayor inercia térmica. Esto es especialmente importante para las plantas en tiesto. Si, además, lo acolchas con mulching (mantillo, cortezas de pino, paja), mucho mejor. 

• Riega en las horas centrales del día.

• Envuelve con arpilleras, fundas o plástico de burbujas los tiestos de la terraza para evitar que se rajen por acción del frío.

 

Diseñar una rocalla en un desnivel

Este mes de poca actividad es ideal para plantearse construir una rocalla para resolver una pendiente del jardín (ver), escenario ideal para disfrutar de plantas alpinas, coníferas enanas y rastreras, vivaces, bulbosas... La construcción tiene sus trucos, que hay que tener en cuenta desde el principio; no es cuestión de colocar piedras sin más.