Anterior
diciembre
Siguiente

Va a comenzar el invierno y la mayoría de las plantas ya han entrado en reposo. Sin embargo, la explosión de color de brezos, ciclámenes y poinsettias compensan el frío ambiental. No hay que bajar la guardia con las heladas, el viento y la nieve: un descuido puede resultar letal.

tareas generales del mes

Aunque la naturaleza descansa y las tareas en el jardín, la terraza y el huerto se han reducido, siempre hay algo que hacer con las plantas.

 

✓ Plantar. Sigue siendo buena época para plantar árboles y arbustos caducifolios, sobre todo si es a raíz desnuda, pero siempre y cuando la tierra no esté helada o empapada. También puedes plantar plantas de flor de temporada (pásate por tu centro de jardinería).

 

✓ Podar. Si se trata de arbustos, en invierno no se deben podar a fondo, si acaso limpiar de ramillas muertas, dañadas o malformadas. Espera a marzo para recortar los de floración estival.

• Si se trata de frutales o árboles ornamentales que necesiten poda hazlo ya para que no pierdan savia, excepto si van a dar flor en febrero.

• Recorta las vivaces que ya han concluido su periodo de floración, como los crisantemos y ásteres. 

 

✓ Regar. Mantener húmedo el terreno evita que se compacte y contrarresta el efecto de las heladas, ya que aumenta la inercia térmica. Esto es especialmente importante para las plantas en tiesto. Riega en las horas centrales del día.

 

✓ Mullir y acolchar el terreno. El frío provoca el endurecimiento del sustrato: múllelo con la ayuda de una azada o azadilla y acólchalo con corteza de pino para evitar que se compacte.

 

✓ Protecciones. Vigila que las fundas, mantas de hibernación, pantallas cortavientos y demás protecciones contra el viento y el frío cumplen bien su función. Ventila los invernaderos, túneles y campanas los días de sol. Ver Tareas generales del mes y Otras tareas de noviembre.

 

 

En todos los números de otoño-invierno de Verde es Vida encontrarás información y fotos sobre las tareas de diciembre.

 

Plantas
del mes

Camellia sasanqua


Acebo


Poinsettia


Árboles, arbustos y trepadoras

Poda los rosales de pie bajo

Ahora que se empiezan a ver las yemas de los rosales de pie bajo, híbridos de té, floribunda y patio, debes realizar la poda más importante del año. De ella dependerá la floración principal de primavera y la forma de la planta. Aprovecha para eliminar las ramas muertas, débiles o mal orientadas que saturan el interior del rosal. No compostes estos restos de poda.

 • Utiliza una tijera bien afilada, ajustada y limpia. El corte ha de ser oblicuo y neto, a unos tres milímetros por encima de una yema orientada hacia afuera. Es importante que no se astille la rama.

 • Esparce abono completo o especial para rosales y entrecava ligeramente.

 • Riega copiosamente y protege el cuello con mulching.

 

Guerra a la procesionaria

Esta es la mejor época del año para atacar los nidos de la oruga procesionaria, que se ven en las ramas altas de pinos, abetos y cedros. De ellos salen las orugas al final del invierno para alimentarse de las acículas. Existen varios métodos controlarla; pide consejo en tu centro de jardinería.

 

Quita la nieve y el hielo de las ramas

• No dejes que se acumule mucha nieve sobre los árboles, arbustos, setos y trepadoras del jardín. El exceso de peso podría quebrar las ramas de algunos ejemplares. Con la ayuda de una pértiga o una vara mueve las ramas para que la nieve caiga. Riega ligeramente el suelo para hacerla desaparecer.

• Si tus árboles y arbustos están cubiertos de hielo puedes intentar librarlos de él golpeando ligeramente el extremo de las ramas con una vara larga o una escoba hasta que la costra se rompa y caiga. Evita colocarte debajo del ejemplar. No intentes eliminar el hielo con agua; podría congelarse sobre la capa anterior y empeorar el problema.

otras tareas

Conservar las poinsettias

La poinsettia o flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima) es una planta originaria de México, de modo que no resiste el frío (aunque en algunas ciudades, como Madrid, se la vea plantada en las calles). Para que no pierda las hojas necesita un sustrato húmedo, pero no empapado, y una posición en un lugar luminoso y alejado de la calefección. Riégala por inmersión un par de veces a la semana.

 

¿Qué hacer con los crisantemos?

A lo largo de diciembre y enero, crisantemos (ver artículo), ásteres (ficha) , dimorphotecas y otras herbáceas perennes que han dado flor en otoño van dejando de florecer. Cuando se agoten puedes tratarlas como anuales y desecharlas, o podarlas para que vuelvan a brotar en primavera y reinicien su ciclo.